Presiona Ejército por ley que le permita regresar a los cuarteles

El Ejército insiste en avalar la Ley de Seguridad Interior, que obliga a la Policía a retomar la seguridad pública del país.

La Sedena dijo que el Ejército no estaba a gusto ni estudió para perseguir delincuentes. FOTO CUARTOSCURO
La Sedena dijo que el Ejército no estaba a gusto ni estudió para perseguir delincuentes. FOTO CUARTOSCURO

El Ejército continúa presionando para que se apruebe la Ley de Seguridad Interior, que obliga a las autoridades civiles a encargarse de la seguridad pública y permita a los militares regresar a los cuarteles.

Alejandro Ramos Flores, jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dijo que el proyecto de ley, que está considerando el Congreso, obligará a las autoridades civiles a retomar sus responsabilidades.

Nosotros no vamos a resolver el problema (de la seguridad), el problema tiene más enfoques sociales, económicos (…) Todo tiene que converger para revertir el problema y devolverle a las instituciones que les corresponde la capacidad de hacer suya esta situación, dijo Ramos.

Una fuente del Ejército que prefirió el anonimato comentó a Reuters que en algunas ocasiones los militares detienen a un supuesto delincuente, pero luego los agentes del ministerio público no llegan o dejan ir al detenido, eludiendo sus responsabilidades.

De acuerdo a Ramos, esta ley permitirá a autoridades diversas converger para revertir el problema, sin embargo, no considera sanciones contra quienes no cumplan con su papel pero sostuvo que existen otras que sí lo prevén pero no se aplican.

Hace unos meses, el Secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, dijo que los soldados no estaban a gusto ni estudiaron para perseguir delincuentes, y que su función constitucional se estaba desnaturalizando.

Sin embargo, el proyecto de ley ha sido mal visto por organizaciones de derechos humanos, que temen que la norma dé carta blanca al Ejército y la Marina para cometer abusos de autoridad como se ha acusado en los últimos años.

Salida de cuarteles

A fines del 2006, el expresidente Felipe Calderón instruyó el envío de miles de militares a los puntos más violentos del país para combatir a los cárteles de la droga por la debilidad y corrupción dentro de los cuerpos de Policía.

Cerca de 150 mil personas han sido asesinadas desde que los militares combaten a los cárteles, que mantienen sangrientas luchas por el control de territorios y de rutas para enviar drogas a Estados Unidos, el principal mercado.

Sin embargo, analistas de seguridad han mencionado que los cuerpos de Policía aún no están lo suficientemente limpios como para tomar en sus manos el combate a la delincuencia organizada.

REUTERS

¿Te gustó este contenido?