PRD perdona a Silvano Aureoles

Cuestionado al concluir el encuentro, Aureoles negó que tenga intenciones de dejar las filas del sol azteca

FOTO: Especial
FOTO: Especial

En el primer encuentro entre gobernadores y líderes del PRD tras su declive electoral del 1 de julio, la dirigencia nacional perdonó políticamente al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, quien se manifestó a favor del candidato del PRI, José Antonio Meade y no por el frentista, Ricardo Anaya.

En la reunión donde estuvieron presentes los gobernadores de Morelos, Graco Ramírez; de Tabasco, Arturo Núñez; y el propio Aureoles, se acordó que no habrá cacería de brujas, sin embargo, se informó que analizarán los casos de los militantes que abiertamente se expresaron a favor del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador.

Nosotros estamos en unidad con el partido, no vamos bajo ninguna circunstancia a una cacería de brujas, pero queremos dejar en claro que quien ha traicionado al partido y ha generado condiciones de deslealtad desde adentro será la comisión jurisdiccional la que integre los expedientes y llegue a una resolución, explicó Manuel Granados, presidente nacional del PRD.

Cuestionado al concluir el encuentro, Aureoles negó que tenga intenciones de dejar las filas del sol azteca.

Formalmente no hay ninguna solicitud (de expulsión), al contrario, unidad y ver hacia adelante por el bien del país y revisar los temas que tengamos que revisar, indicó.

– ¿Sostiene que Meade era la mejor propuesta de candidato? – se le cuestionó.
– Las campañas ya se acabaron – se limitó a decir.

En el encuentro, que duró cerca de una hora y media, se analizó la propuesta de refundar el instituto político modificando sus siglas y colores, aunque la mayoría de los asistentes, según fuentes consultadas, coincidieron en que sería arriesgado hacerlo a menos de un año de que haya elecciones intermedias en algunos estados de la república.

Por Ricardo Ortiz

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísAseveró que más allá de coyunturas políticas o diferendos ideológicos, es preciso que el Estado cumpla con su obligación y proteja efectivamente ese derecho. Foto: Cuartoscuro

CNDH critica memorándum