SCJN limpia corrupción y nepotismo

La propuesta legislativa que entregó el titular de la corte, Arturo Zaldívar, al Presidente de la República, hace una autocrítica al desempeño de los jueces e impone procesos y sanciones a la falta de ética y también a los casos de acoso

ADELANTE. La iniciativa fue entregada por el ministro Zaldívar a legisladores. Foto: CUARTOSCURO

La reforma al Poder Judicial de la Federación (PJF) que presentó el ministro presidente Arturo Zaldívar contempla sanciones por nepotismo y corrupción, esto mediante una nueva Ley Orgánica.

En el documento entregado a legisladores federales, la Suprema Corte hace una autocrítica al afirmar que los jueces no siempre se conducen con la ética, profesionalismo, independencia e imparcialidad y muchas veces sucumben ante intereses mezquinos.

Tampoco se ha podido desterrar la corrupción, sino que, por el contrario, la endogamia y el amiguismo han producido redes clientelares, agrega.

Entre las medidas propuestas está establecer como causa de responsabilidad influir en el nombramiento de algún familiar en el PJF y se prevé que queden sin efecto aquellas designaciones que se otorguen en violación a esta prohibición.

De igual manera, se eleva a rango de ley la política de adscripciones que ha permitido desarticular las redes familiares en los distintos circuitos judiciales, dijo el presidente de la SCJN.

En materia anticorrupción se reforma el procedimiento de responsabilidades administrativas para garantizar procesos efectivos de investigación y sanción para servidores públicos.

Se otorgan al Consejo facultades para dictar medidas cautelares que eviten que actos de corrupción causen más daños, hasta en tanto se concluyen las investigaciones, subrayó.

También se prevé la creación de contralorías del PJF que implementen mecanismos de prevención de faltas administrativas y hechos de corrupción y que van a dar seguimiento a la situación patrimonial de empleados judiciales y a su declaración de intereses.

Zaldívar también advirtió que el acoso, hostigamiento o cualquier otra conducta de índole sexual son faltas graves y serán sancionadas enérgicamente.

La reforma también elimina que los juzgadores sean inamovibles, es decir que puedan ser removidos después de los seis años de ejercicio de funciones.

En la propuesta turnada al Senado, se busca modificar el artículo 97 de la Constitución para establecer como requisito para seguir en el cargo de juzgador luego de seis años en funciones, que hayan sido ratificados de acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Carrera Judicial del Poder Judicial, para garantizar independencia.

En cuanto a la jurisprudencias en sentencias que dicte la Corte, propone que constituya precedente obligatorio para todas las autoridades jurisdiccionales de la federación y de las entidades cuando sean tomadas por mayoría de ocho votos.

Por Diana Martínez y Misael Zavala

lctl

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.