Pepenadores e IP frenan ley de reciclaje

Consideran que daba control de residuos a municipios y quitaba empleo a recolectores de basura

La Norma Oficial 26 prohíbe el uso de carritos de perifoneo para recolectar basura desde hace dos años. Foto: Cuartoscuro
La Norma Oficial 26 prohíbe el uso de carritos de perifoneo para recolectar basura desde hace dos años. Foto: Cuartoscuro

Tras el caos que causaron ayer trabajadores recolectores de basura, el Senado perfila frenar la minuta enviada por la Cámara de Diputados que dejaría el control al gobierno del manejo de todos los residuos para transformarlos en energía.

En entrevista con El Heraldo de México, el presidente de la Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático del Senado, Raúl Bolaños-Cacho Cué (PVEM), afirmó que la minuta enviada por los diputados federales, no respeta la propuesta original aprobada por la Cámara alta, ya que en San Lázaro le hicieron modificaciones para que, en vez de que la ley sólo incluya residuos orgánicos, se pueda convertir energía con todos los residuos sólidos, lo cual estaría afectando a los trabajadores recolectores.

Lo que va a pasar es que el Senado insistirá en el dictamen original, lo que radica en que no sean todos los residuos, sino solo con los residuos orgánicos (se pueda transformar en energía), detalló.

En marzo, el Senado aprobó por 105 votos reformas a diversas disposiciones de la ley general para la prevención y gestión integral de los residuos, en materia de transformación de basura en energía.

El texto avalado por los senadores indica que se faculta a los estados para aprovechar los residuos sólidos urbanos en procesos de generación de energía, en coordinación con los municipios.

Sin embargo, los diputados modificaron el texto para incluir otros materiales de manejo especial en procesos de valorización que incluye Al PET, entre otros.

Bolaños-Cacho argumentó que no hay infraestructura suficiente para convertir todos los residuos sólidos en energía, y sería mucho más ágil comenzar sólo con los orgánicos.

El senador del Verde Ecologista aclaró que si se incluye a los todos los residuos sólidos, se estaría lastimando a la cadena productiva y a un sector de la población que se dedica a recolectar basura.

Además, dejó en claro que los trabajadores viven de la recolección y no pueden hacer a un lado, con una legislación, el trabajo el cual llevan toda una vida dedicándose a eso.

Jorge Treviño, director general de Ecoce, asociación civil que es auspiciada por la IP, explicó que la privatización podría mejorar el porcentaje de reciclado en el país, aunque habría retos al sector.

El directivo planteó en entrevista con El Heraldo de México, el pasado 20 de septiembre, que las concesiones podrían interesar a empresas y gobierno si las firmas pudieran gozar de la rentabilidad que ofrece el reciclado de PET, aluminio, acero, cartones, periódico y otros plásticos que están siendo requeridos cada vez más.

En un comunicado, la Asociación Recicladores Unidos por el Derecho al Trabajo, condenó lo que consideró un intento del gobierno de privatizar la recolección de basura y que, sostuvo, da sustento a 6 millones de familias.

Según los recicladores, el gobierno les cobra 5% de sus ingresos y otro 16% por el traslado de la basura a los depósitos. Foto: Víctor Gahbler

POR MISAEL ZAVALA Y EVERARDO MARTÍNEZ

eadp

¿Te gustó este contenido?