Patrullajes al interior de la UNAM

Son policías de élite sin armas letales; el rector tiene que autorizar: Amieva

FOTO: CUARTOSCURO
FOTO: CUARTOSCURO

Ante los recientes acontecimientos de inseguridad y violencia en la UNAM, el jefe de Gobierno capitalino, José Ramón Amieva, tiene una oferta: conformar una policía universitaria con mando de la Rectoría.

Los integrantes del grupo no portaran armas de fuego, estarán sometidos a estrictos controles de confianza; aplicar acciones de prevención e intervención del delito, estarían dentro de su ámbito de competencia. Cuerpo de Guardias Universitarios es el índicativo para reconocerlos y, además, tendría autonomía técnica en todos los campus de la máxima casa de estudios.

Sus integrantes tendrían que ser sometidos a controles de confianza, igual de estrictos a los aplicados a la policía capitalina; además deberían estar capacitados en prevención e inteligencia en materia de violencia escolar, narcotráfico y robo, planteó el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva.

Los policías universitarios también recibirían capacitación en protocolos de uso de la fuerza y presentación al Ministerio Público para que los procesos sean aplicados conforme a la ley.

El planteamiento es que no estén armados y que estén auxiliados por un sistema de monitoreo, y sometidos a una constante evaluación, agregó.

Pero aclaró que eso solamente es posible si hay una petición y se cambia la ley para no vulnerar la autonomía universitaria.

El cuerpo debe estar bajo el mando de las autoridades universitarias, similar a la operación de policías como la auxiliar, agregó al referir que incluso los integrantes de Auxilio UNAM podrían ser parte del cuerpo, pero solo pasando los controles de confianza.

En la víspera, la Comisión de Seguridad del Consejo Universitario, en un primer informe sobre los hechos del 3 de septiembre, criticaron el papel de las autoridades locales durante la agresión; Amieva dijo que están esperando el informe donde les digan falló.

Si acaso dentro del informe señala que nosotros, como autoridad debemos de estar cuidando, preservando, apoyando las labores de seguridad al interior de los campus, nosotros de manera inmediata crearíamos una policía universitaria para estar en coordinación, dijo y acotó que eso debe ser a petición expresa de la UNAM.

Si así lo piden constituimos la policía especializada para coordinarnos en temas de protección interuniversitaria. ¿Eso de quién depende? De quienes llevan el tema de seguridad al interior de las instalaciones, agregó el mandatario local.

POR MANUEL DURÁN

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísOJO VISOR. Se informó que se reubicaron 138 cámaras y 80 radares de velocidad. CUARTOSCURO

Fotocívica, el lunes arranca