Oposición mesura protesta

Después de largas negociaciones con Morena, los opositores garantizaron el cambio de poder, pero con reclamos moderados

Lospanistas desplegaron una manta con la leyenda “Maduro
no eres bienvenido” y gritaron “dictador”.
Lospanistas desplegaron una manta con la leyenda “Maduro no eres bienvenido” y gritaron “dictador”. Foto: Reuters

Los partidos opositores a la Cuarta Transformación condicionaron su apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador en el discurso, pero lo respaldaron en las formas.

La comitiva que acompañó a Enrique Peña Nieto al salón de sesiones de San Lázaro contó con la participación de la senadora morenista Delfina Gómez (una de las mujeres más cercanas a López Obrador) y de Gerardo Fernández Noroña, diputado petista.

En tribuna, el diputado priista René Juárez lanzó: A esas voces que nos convocan a que nos acostumbremos a la nueva forma de gobernar, les decimos: no. Por principios, convicción y congruencia no podemos acostumbrarnos a la violación sistemática de la ley.

Pero desde sus curules, sus diputados no lanzaron un solo grito contra el Presidente y la amabilidad fue correspondida con el silencio de más de 300 diputados de Morena, PT y PES, que trataron con respeto al mandatario saliente quien, incluso, presenció el discurso de López Obrador.

Lo mismo pasó con el PAN. Luego de que su presidente, Marko Cortés, anunciara que no protestarían, las bancadas de ese partido armaron protestas light que no increparon al nuevo Presidente.

Desplegaron una manta con la leyenda Maduro no eres bienvenido y le gritaron dictador. A Andrés Manuel sólo le dedicaron cartelones que sostuvieron en silencio: Ocurrencias no, empleo sí.

La amabilidad de ambas bancadas fue correspondida por el diputado Mario Delgado, el brazo legislativo conciliador quien, por segunda ocasión (la primera fue en la instalación del Congreso General), fijó la posición de Morena.

El mandato de las urnas nos incluye a todos, por eso me dirijo a ustedes, compañeras y compañeros de otras fracciones, con humildad y mirándolos a los ojos. Vamos a escucharnos, especialmente donde no coincidamos, para construir juntos en la diferencia, les dijo en tribuna.

Ricardo Monreal, coordinador de senadores morenistas, no subió a tribuna. Él recibió al Presidente.

 

Opositores al nuevo Presidente le dedicaron unos cartelones que sostuvieron en silencio. Foto: Leslie Pérez / El Heraldo de México

LA IZQUIERDA Y SUS RESERVAS

Miguel Ángel Mancera fue quien posicionó al PRD, aún sin militar en ese partido. Él fue jefe de Gobierno de la CDMX, como Andrés Manuel y el ahora canciller, Marcelo Ebrard, con quien rompió relaciones.

Desde tribuna, el hoy coordinador de los senadores del sol azteca, señaló que el PRD no regateaba la legitimidad que 30 millones de votos conferían al nuevo Presidente.

Sin embargo él, que quiso ser Presidente y ni siquiera logró la candidatura, optó por no formar parte de la comitiva que recibió a López Obrador.

Al término de la ceremonia, los diputados respetaron sus territorios: Morena dio espacio para que los priistas abrazaran a su Presidente; toda la oposición a Morena les dejó el recinto para que pudieran buscar una selfie con el nuevo Presidente.

Por Nayeli Cortés

[email protected]

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísPRÁCTICA. Sheinbaum aseguró que con menos trámites se transparenta la gestión. Foto: Cuartoscuro

Reducen 50% los trámites