Jóvenes del Tec de Monterrey eran estudiantes, no sicarios: Olga Sánchez

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ofreció la disculpa pública del gobierno a los estudiantes del Tec de Monterrey asesinados en 2010

Olga Sánchez comentó que se debe hacer efectiva la reparación de daños y garantizar que este caso no se repetirá en el país.
Olga Sánchez comentó que se debe hacer efectiva la reparación de daños y garantizar que este caso no se repetirá en el país.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ofreció una disculpa pública a los familiares de dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey asesinados el 19 de marzo de 2010 por militares en Nuevo León. 

A nombre del estado mexicano les ofrezco un disculpa pública por la violación a sus derechos en el marco del uso excesivo de la fuerza por el que fueron privados de la vida sus hijos Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo por elementos del Ejército mexicano, señaló Sánchez Cordero. 

El día de los hechos, se registró un enfrentamiento entre elementos castrenses y el crimen organizado a las afueras del Tec de Monterrey en esa entidad, y en la caseta de vigilancia del plantel fueron asesinados los jóvenes, quienes eran alumnos de excelencia. 

Sánchez Cordero detalló que en la recomendación 45/2010 emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se observó la existencia de diversos obstáculos y la falta de colaboración en la investigación que llevó a cabo el organismo, así como para acceder a los expedientes y la información por parte de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, de la entonces Procuraduría General de la República y de la Procuraduría de Justicia Militar. 

Dijo que hay evidencias de que hubo un uso arbitrario de la fuerza por parte del Ejército. 

El presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, dijo que el organismo que encabeza acreditó que los estudiantes no portaban armas y no pertenecían al crimen organizado como sostuvo la Sedena, además que el lugar de los hechos fue modificado y se les colocaron armas para alterar la escena. 

No eran delincuentes, eran estudiantes y no merecían perder la vida en las condiciones en que lo hicieronenfatizó.

Rosa Elvia Mercado, madre de Jorge Antonio, dijo que aún les falta justicia y aunque saben que es un proceso que lleva tiempo, confían en el Poder Judicial. 

Sólo pedimos justicia conforme a derecho y esperamos contar con todo su apoyo, dijo la mujer. 

Sánchez Cordero entregó a los familiares una placa con la leyenda: 

 

Secretaría de Gobernación, Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el estado mexicano se disculpa con las familias de las víctimas y el pueblo de México por el homicidio de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, ocurrido el 19 de marzo de 2010 y en cumplimiento al derecho a la verdad y a la justicia reconoce que eran estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey no sicarios.

 

 

Por Diana Martínez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísUNIDAD. Córdova dijo que para proteger a las
instituciones se requiere de una tarea colectiva. FOTO: ESPECIAL

Inseguridad quebranta la democracia