Oficializan la disculpa

Titular de Segob reconoce que el estado falló

Redoblaremos esfuerzos para que se capacite a
los elementos de nuestras Fuerzas Armadas. FOTO: CUARTOSCURO
Redoblaremos esfuerzos para que se capacite a los elementos de nuestras Fuerzas Armadas. FOTO: CUARTOSCURO

En cumplimiento al derecho a la verdad y a la justicia (el Estado mexicano), reconoce públicamente que eran estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey, no sicarios, se lee en una placa conmemorativa que fue entregada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a los padres de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, asesinados por militares el 19 de marzo de 2010.

Antes, la funcionaria se disculpó públicamente con los familiares de los jóvenes porque se violaron varios derechos como el de acceso a la justicia y de conocer la verdad debido a los obstáculos de la entonces Procuraduría General de la República, y de las procuradurías de Justicia Militar y de Justicia de Nuevo León.

A nombre del Estado mexicano les ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos en el marco del uso excesivo de la fuerza por el que fueron privados de la vida sus hijos Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo por elementos del Ejército mexicano, señaló.

Existió también incumplimiento de la función pública, violación al principio de legalidad y violación a la seguridad jurídica por la indebida preservación de las evidencias, por la manipulación del lugar de los hechos, por haber modificado la posición de los cuerpos sin vida de los jóvenes Javier y Jorge, y por colocarles armas sobre sus cuerpos, dijo Sánchez Cordero.

Por Diana Martínez

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísEl exsecretario dio su aval para comprar la planta a sobrecosto, según el expediente de la fiscalía. Foto: Cuartoscuro.

Por Fertinal van contra Coldwell