No aumentar impuestos, la promesa

En el tercero y último debate realizado en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, Yucatán, José Antonio Meade acusó a Ricardo Anaya de estar indiciado por temas de corrupción

FOTO: Especial
FOTO: Especial

MÉRIDA. Los candidatos presidenciales se comprometieron a no subir los impuestos y hasta a disminuirlos de ganar la elección del 1 de julio; discreparon sobre la eliminación de la reforma educativa y, como ocurrió en los dos ejercicios previos, intercambiaron acusaciones.

En el tercero y último debate realizado en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, Yucatán, José Antonio Meade acusó a Ricardo Anaya de estar indiciado por temas de corrupción:

 

Esa sentencia en lo penal, le va a llegar condenatoria.

 

Anaya aseguró que los ataques en su contra se debían a que, de convertirse en presidente, llevará a juicio a Enrique Peña Nieto.

(Si gano) tú y tu jefe van a enfrentar la justicia, lanzó Anaya a Meade y recordó que el ex secretario está implicado en casos como Odebrecht.

Luego, acusó a Andrés Manuel López Obrador de haberse convertido en lo que tanto criticó al pactar impunidad para Peña Nieto.

También aseguró que favoreció con contratos a José María Riobóo, uno de sus empresarios favoritos y anunció que en la página www.debate2018.com estarían las pruebas de sus dichos.

La venganza no es mi fuerte. Ni a ti te voy a meter a la cárcel, respondió el tabasqueño.

El independiente Jaime Rodríguez pidió, sin éxito, que Anaya y López Obrador se besaran.

Al ex presidente de Morena le preguntó si tenía pacto con la ex líder magisterial, Elba Esther Gordillo y si traía una foto de ella en su cartera. Ahora no la traigo (la cartera), le respondió.

Ante los ataques, López Obrador respondió: Están empatados, van 30 puntos debajo de mí, están desesperados, serénense.

Meade también acusó a Obrador de haber entregado a operadores políticos las prerrogativas que, presuntamente, donaría a los damnificados por el sismo.

Quiero aquí exigir (al INE) que se investigue y se reporte, pidió.

Para López Obrador no se necesita aumentar impuestos, incluso, si el TLC no se mantiene y si se elimina la corrupción, prevé contar con 500 mil millones de pesos adicionales al año.

José Antonio Meade aseguró que con una administración eficiente se obtendrán recursos sin aumentar impuestos y aprovechó para mostrar una película titulada La Gran Depresión, que presuntamente cuenta los problemas económicos de la Ciudad de México cuando el tabasqueño la gobernó.

Es una película que no vas a volver a ver. Esta película solo la va a ver López Obrador, que va a tener mucho tiempo en su rancho, dijo Meade.

Ricardo Anaya de Por México al Frente, propuso no cobrar el ISR a quienes ganen menos de 10 mil pesos mensuales y el independiente, Jaime Rodríguez propuso lo mismo a quienes ganen hasta 12 mil 500 pesos al mes.

El Bronco aceptó una revisión, porque ninguna reforma se tiene que hacer a chaleco; Anaya también, porque la reforma se ha implementado muy mal, pero rechazó su cancelación.

López Obrador reiteró que de ganar cancelará la reforma aprobada durante el sexenio de Peña Nieto por tener fines persecutorios.

Aclaró que los maestros sí quieren evaluación, siempre y cuando sean capacitados previamente. A la acusación de que los docentes venden plazas, respondió: El único que vende plazas es el secretario de Educación (Otto Granados).

POR NAYELI CORTÉS/ENVIADA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísFOTO: Cuartoscuro

SNTE aprobó el gasto millonario