Napoleón Gómez Urrutia dispuesto a colaborar en el rescate de los mineros de Pasta de Conchos

Por la mañana el empresario Germán Larrea también ofreció su apoyo a las tareas propuestas por el presidente López Obrador

Minero Pasta de Conchos
El líder minero también ofreció su apoyo a las tareas de rescate. Foto: Cuartoscuro

El dirigente sindical de los mineros del país, Napoleón Gómez Urrutia, dijo que está dispuesto a colaborar con el gobierno federal en el rescate de los cuerpos de los 65 mineros que murieron atrapados en Pasta de Conchos, Coahuila, en febrero de 2006.

Luego que esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que el presidente de Grupo México, Germán Larrea, le manifestó su apoyo para recuperar los restos de los mineros, el senador de Morena consideró que la decisión del gobierno federal es un acto humanitario y una acción justa para los compañeros y familias de los fallecidos.

Lamentó que en su momento ni empresa ni gobierno se hayan presentado en el lugar del accidente, pues el sindicato ya había denunciado 47 irregularidades desde un año antes de los hechos, las cuales fueron ignoradas por las autoridades patronales y de gobierno.

Incluso, comentó que todavía pueden ser esclarecidas las causas del incidente donde fallecieron 25 mineros sindicalizados y 40 subcontratados, de los cuales estos últimos, afirmó, laboraban en condiciones de inseguridad y sin ningún respaldo de su contrato de trabajo.

En entrevista con Carmen Aristegui, para Grupo Radio Centro, dijo que tiene el apoyo de especialistas en alta minería en carbón de Australia, España y Canadá que estarían dispuestos a colaborar en el rescate, por el bien de los trabajadores de México, por la paz laboral y de la reconciliación que el presidente está planteando, con justicia, respeto y dignidad para todos.

En cuanto a la reciente aprobación de la reforma laboral, el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República consideró que es un logro en pro de una mayor justicia laboral y libertad sindical que había sido controlada por años con salarios bajos y contratos de protección patronal.

En ese sentido, afirmó que la nueva Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), que está a su cargo, representa un paso al frente en la consolidación de los derechos laborales de los trabajadores mexicanos, pues representa una opción libre y justa para la clase obrera mexicana.

Por Notimex

¿Te gustó este contenido?