México y Unión Europea confían en tener nuevo TLC este año

Ambas partes se comprometieron a facilitar las negociaciones para tener listo un nuevo plan comercial "ambicioso" este 2017.

México y Unión Europea confían en tener nuevo TLC este año

México y la Unión Europea (UE) confían cerrar la renovación de su acuerdo comercial antes de que termine este año, un plan ambicioso, pero posible que potenciará en el mundo un mensaje en favor del comercio internacional, remarcó hoy la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

Ambas partes nos hemos comprometido a llevar adelante estas negociaciones a concluir si es posible antes del fin de año, es un objetivo ambicioso pero la UE y México son socios estratégicos y amigos desde hace muchos años, dijo Malmström en una rueda de prensa con el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo.

En el marco de una visita de dos días a México, Malmström destacó que con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea y México (TLCUEM, 2000) se busca también mandar una señal clara al mundo de la importancia en este momento de fortalecer y no debilitar las reglas que rigen el comercio internacional.

En su turno de palabra, Guajardo destacó que es la primera visita de la comisaria desde que el año pasado se inició el proceso de modernización del TLCUEM y que el encuentro permitió definir los avances y puntos a tratar en las próximas rondas.

Así, confió en que ambas partes concluyan las negociaciones hacia el cierre de 2017, antes de los comicios presidenciales de México en 2018 y de las elecciones al Parlamento Europeo del 2019, detalló.

La cuarta ronda de negociación tendrá lugar en la Ciudad de México del 26 al 30 de junio y se ha programado una quinta reunión negociadora del 25 al 29 de septiembre en Bruselas (Bélgica) y una última del 27 de noviembre al 1 de diciembre en la capital mexicana.

El bloque europeo es el tercer socio comercial de México por detrás de Estados Unidos y China.

Entre 1999 y 2016, el comercio de México con la Unión Europea se triplicó, al pasar de 18.500 millones de dólares a 61.700 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Sin embargo, esas cifras están muy lejos de las que ofrece el intercambio comercial de cerca de 500.000 millones de dólares con Estados Unidos, país al que los mexicanos destinan 80 % de sus exportaciones.

De concretarse el acuerdo para finales de año, el Senado mexicano podría ratificarlo antes de abril de 2018.

En tanto, en la Unión Europea el proceso sería más largo, pues ha de traducirse el convenio a las distintas lenguas de la UE y ser aprobado por los distintos Estados miembros y en el Parlamento.

Guajardo explicó hoy que se han revisado varios capítulos, entre ellos el de la protección a la propiedad intelectual, y Malmström añadió que se está analizando cómo incluir en el acuerdo productos un poco sensibles, sin precisar cuáles.

Además, celebró que ambas partes ya han compartido textos elaborados de forma unilateral y se empezaron a establecer textos consolidados.

En este tiempo hay quienes dudan del beneficio del libre comercio y de un reglamento multilateral. Nosotros queremos hacer comercio y dar esta señal; queremos construir puentes, no muros, remarcó la comisaria, aludiendo al presidente de EE.UU., Donald Trump, quien busca construir un muro a lo largo de toda la frontera con México y favorecer el proteccionismo.

Guajardo destacó que su país no se va a paralizar ante el reto de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y está en la obligación de diversificar sus mercados.

México seguirá adelante y hoy más que nunca la estrategia de diversificación se convierte en una obligación para reposicionar la economía mexicana, apuntó.

Trump es muy crítico con el TLCAN -del que forman parte EE.UU., México y Canadá y que entró en vigor en 1994- al considerar que perjudica la industria, el comercio y el empleo de su nación en beneficio de México.

Malmström también se reunió con el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, con quien analizó diversos temas relacionados con la actualización del marco jurídico bilateral.

El canciller y la comisaria reafirmaron su intención de concluir este año las negociaciones para actualizar el acuerdo comercial, con el fin de enviar un mensaje claro en favor del libre comercio como medio para alcanzar el desarrollo.

Asimismo, destacaron la importancia de contar con un instrumento que permita hacer frente a los desafíos del escenario internacional actual y que abra nuevas oportunidades en la relación entre México y la UE.

Con información de EFE.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso