En México más de 2.2 millones de niños trabajan para subsistir

Nayarit registra el mayor índice de niños trabajadores; más de 45 mil, es decir el 14.3 por ciento de la población total infantil.

Trabajo infantil
Trabajo Infantil @Cuartoscuro.com


Este lunes se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, pero en México más de 2.2 millones de niños todos los días salen de su casa para trabajar, pagan sus estudios, ayudan en la economía familiar y hasta saldan las deudas de sus padres.


Por Ricardo Moya;
ricardo.moya@heraldodemexico.com.mx


La mitad de los infantes no recibe remuneración directa al realizar esas actividades, el dinero que obtienen por su jornada laboral se otorga a los progenitores o tutores del menor.

Además, 40 por ciento de los infantes trabaja por lo me- nos cinco horas días sin tomar en cuenta su edad o condición física, alertó la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En el informe se detalla que en el estado de Nayarit se registra el mayor índice de menores trabajadores, de todo el país; más de 45 mil pequeños se encuentran en esta condición, es decir el 14.3 por ciento de la población total infantil.

De manera consecutiva se ubica a Puebla con el segundo mayor porcentaje de población de menores trabajadores
(13.2); Colima (12.9%); Zacatecas (12.1%); Guerrero (12.1%) Jalisco (11.6%); Durango (11.4%); Michoacán (10.8%).

En México poner a trabajar a un niño o niña aún es aceptable, y existe la creencia de que incluso es bueno para su formación.

 

Los grados de pobreza y marginación en los que vivimos refuerzan estas creencias, ya que cada miembro de la familia debe contribuir a la subsistencia, advirtió Mariana Baños, fundadora y directora general de Fundación Origen.

Ante las carencias económicas, dijo, algunos menores salen a las calles a buscar el sustento, y así es como en los cruceros de distintas avenidas de la capital se les puede encontrar vendiendo dulces, haciendo malabares o pidiendo alguna moneda, a pesar de que con ello ponen riesgo su integridad.

Las labores económicas de los infantes constituyen una violación de sus derechos, especialmente a estar protegido contra la explotación, a un sano crecimiento, a la educación, al juego, la cultura y el deporte, dijo Baños.

 

En el informe del INEGI se advierte que el 40 por ciento de los niños no recibe una remuneración directa por su jornada; y el 30 por ciento de los menores sólo alcanza un salario de 75.49 pesos (unidad de medida y actualización).

Además el 30 por ciento labora en el sector de la minería y construcción; 25 por ciento en actividades ganaderas; 20 por ciento en el comercio; y el 10 por ciento son vendedores ambulantes o callejeros.

La Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el pasado 9 de junio, reconoció que México logró disminuir tasa de trabajo infantil al 8.4 por ciento; sin embargo, se mantiene por encima del 7.6 por ciento promedio de América Latina.


 


¿Qué se entiende por trabajo infantil?

 

El trabajo infantil pone en riesgo a los menores y viola tanto el derecho internacional como las legislaciones nacionales. Priva a los niños de su educación o les exige asumir una doble carga: el trabajo y la escuela. El trabajo infantil, que debe ser eliminado, es un subconjunto de actividades laborales llevadas a cabo por menores de edad e incluye:

  • Las «incuestionablemente» peores formas de trabajo infantil, tales como la esclavitud, o prácticas similares, y el uso de niños en la prostitución u otras actividades ilegales.
  • El trabajo hecho por los niños menores de la edad legal para ese tipo de tareas, tal y como se establece en las legislaciones nacionales de acuerdo con los estándares internacionales.

Clasificaciones del trabajo realizado por niños

 

El trabajo infantil prohibido en el derecho internacional queda comprendido en tres categorías, a saber:

  • Las formas incuestionablemente peores de trabajo infantil, que internacionalmente se definen como esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución y pornografía, y otras actividades ilícitas.
  • Un trabajo realizado por un niño que no alcanza la edad mínima especificada para ese tipo de trabajo (según determine la legislación nacional, de acuerdo con normas internacionalmente aceptadas), y que, por consiguiente, impida probablemente la educación y el pleno desarrollo del niño.
  • Un trabajo que ponga en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza, y que se denomina «trabajo peligroso»

 


 

Con información de las Naciones Unidas

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso