Con Marcha del Silencio exigieron el fin de la violencia a los jóvenes

Estudiantes y organizaciones exigieron el fin de la violencia y acoso en sus escuelas, transparencia y mayor democracia

La jornada arrancó con un parte informativo, un baile en el Museo de Antropología, y culminó una marcha y luego un mitin en el Zócalo. FOTOS: EDGAR LÓPEZ
La jornada arrancó con un parte informativo, un baile en el Museo de Antropología, y culminó una marcha y luego un mitin en el Zócalo. FOTOS: EDGAR LÓPEZ

En días convulsos el silencio no tuvo total cabida en la marcha para conmemorarlo.

Como ocurrió 50 años atrás, cuando estudiantes y profesores marcharon del Museo de Antropología al Zócalo para hacerse escuchar mediante el silencio, ayer, acompañados por la sociedad civil, familiares de desaparecidos y miembros del Comité de Huelga de 1968 y pobladores de San Salvador Atenco exigieron, entre otras cosas, el fin de la violencia hacia los jóvenes y democratización de la educación.

Gabriel, del CCH Oriente, acudió en solidaridad con su mejor amiga, quien ha sido acosada por un profesor.

Daniela, de Letras Modernas, expresó que es importante no olvidar ni quitar el dedo del renglón para cambiar el sistema universitario: Tu misma universidad te violenta y no te apoya. Sólo queremos que respeten nuestra vida, aseveró.

No es justo que no haya seguridad para nosotros, que vayamos a la escuela con miedo, expresó antes de la movilización Jesús, estudiante del tercer semestre del CCH Azcapotzalco.

Esta escuela encabezó el recorrido de los miles que caminaron sobre Reforma. Su pedido por un cambio de maestros, transparencia en el uso de recurso y rechazo a los cobros indebidos derivó en agresiones violentas durante un mitin en Rectoría el 3 de septiembre.

Las banderas azul y oro, guinda y blanco, y azul y blanco, hondeaban, mientras las pancartas advertían lo que el silencio callaba: ser estudiante en México es más peligroso que ser delincuente, fuera porros de la UNAM, Nuestro silencio no significa ceder, aquí nadie se rinde.

David Roura, del Comité del 68, se congratuló de la movilización de los jóvenes que, dijo, mantienen la lucha que ellos iniciaron medio siglo atrás.

 

Las 23 mil personas movilizadas hicieron silencio desde la Estela de Luz hasta el antimonumento dedicado a los 43 normalistas de Ayotzinapa. Salvo algunas consignas, lo único que se escuchaba eran helicópteros y los gritos de vendedores ambulantes.

Los goyas, huelums, el conteo para recordar a los normalistas y otras consignas resonaron hasta llegar al Zócalo, donde después de las 19:00 horas inició un mitin, en el que se denunciaron los actos de violencia ocurridos en la UNAM que, de acuerdo con la Coordinadora de familiares de estudiantes víctimas de la violencia, costaron la vida a 60 universitarios.

POR LIZETH GÓMEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
País2 debates se tienen programados. FOTO: CUARTOSCURO.

Todos, contra la corrupción