Marcelino Perelló está formalmente separado de la UNAM

Tras los comentarios expresados por el exlíder estudiantil en Radio UNAM, la emisora canceló su programa pero él seguía siendo empleado del Museo del Chopo

Marcelino Perelló en el extinto programa de radio 'Sentido Contrario'. FOTO: Facebook Marcelino Perelló
Marcelino Perelló en el extinto programa de radio 'Sentido Contrario'. FOTO: Facebook Marcelino Perelló

El profesor, locutor y exlíder del movimiento estudiantil de 1968 Marcelino Perelló ha quedado formalmente fuera de la Universidad Nacional Aut´ónoma de México (UNAM) por las opiniones misóginas que expresó en su programa de radio ‘Sentido contrario’, el pasado 7 de abril.

Luego de haber mencionado en su programa el caso de la violación a Daphne Fernández -cometida por el grupo de jóvenes conocidos como ‘Los Porkys’ en 2015- y asegurar que no se trató de violación porque la menor no fue penetrada con un miembro masculino, Radio UNAM suspendió la emisión radial, pero el locutor seguía siendo parte de la universidad como maestro y como empleado del Museo Universitario del Chopo.

Si no hay verga no hay violación, dijo Perelló Valls en la emisión radiofónica, tras lo cual Radio UNAM decidió cancelar definitivamente el programa, argumentando que sus comentarios normalizan la violencia y se oponen a la equidad de género.

Días después también fue suspendida su cátedra en la Universidad pero, de acuerdo con un comunicado de la coordinación de Difusión Cultural, mantenía su plaza dentro del Museo del Chopo. Por ello, Radio UNAM envió al Museo la grabación de los comentarios y las quejas formales que estos generaron (21) para pedirle que procediera también en su contra.

Así, el Museo solicitó a la Dirección de Asuntos Jurídicos su intervención para proceder en el caso, y el 26 de abril obtuvo respuesta positiva: fue suspendida toda relación laboral con Marcelino Perelló a partir de esa fecha.

Sin embargo, fue hasta este viernes 5 de mayo que la UNAM informó de esta decisión a través de un comunicado, emitido el mismo día que se llevó a cabo una manifestación en la Ciudad Universitaria por el hallazgo de una joven muerta en los jardines de ese centro educativo.

Luego de que el cuerpo de la joven fuera encontrado ahorcado en una caseta telefónica del Instituto de Ingeniería, la fiscalía de la Ciudad de México divulgó información sobre la vida y hábitos de la mujer que causaron indignación en redes sociales, pues los usuarios consideraron que dicha información revictimizaba a la mujer de 22 años.

En este contexto de molestia social, la UNAM fue calificada como tibia en su postura frente al posible asesinato de la joven de nombre Lesvy, ante lo cual lanzó dos comunicaciones: una expresando su empatía con la indignación social por el caso, y una segunda en la que informaba sobre el cese de la relación laboral de Perelló Valls con la Casa de Estudios, ocurrido nueve días antes.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso