López Obrador manda a limpiar la Silla Presidencial

El mandatario presidencial informó de la Silla Presidencial a los habitantes de Tamazula, cuna de Guadalupe Victoria en Durango

Emiliano Zapata decía que La Silla estaba “embrujada”.
FOTO: NOTIMEX
Emiliano Zapata decía que La Silla estaba “embrujada”. FOTO: NOTIMEX

Este sábado, López Obrador visitó Tamazula, cuna de Guadalupe Victoria, pero sus habitantes nunca habían tenido la visita de un Presidente.

Como si fuera un paseo, las familias salieron de sus casas a la cancha de Basquetbol del Centro, donde el ejecutivo federal les explicó que mandó a hacer una limpia a la Silla Presidencial.

En la oficina de Andrés Manuel López Obrador en  Palacio Nacional sólo hay un retrato; el de Guadalupe Victoria, primer Presidente de México.

Emiliano Zapata decía que La Silla estaba embrujada y por lo cual declinó sentarse al triunfo de la Revolución.

Aunque no fue día de clases, una centena de estudiantes de bachillerato se presentaron con uniforme y llenaron buena parte del sillerio dispuesto.

Los adultos y personas de la tercera edad celebraron que López Obrador haya regresado como Presidente, pues ya lo habían visto como candidato.

El Presidente contó que decidió despachar en Palacio Nacional y dejar la Residencia de Los Pinos para ahí crear un espacio de Arte y Cultura.

Ahora es el Palacio Nacional y junto a mi escritorio y a esa emblemática silla presidencial que decía Zapata que estaba embrujada, que yo le tuve que mandar a hacer una limpia, de manera precavida.

… pero junto al escritorio, en mi oficina Palacio Nacional, mi único retrato que tengo es el del primer presidente de México, un paisano de ustedes, Guadalupe Victoria, presumió López Obrador.

En la tierra de Guadalupe Victoria y muy cerca de Canelas, lugar donde Joaquin El Chapo Guzmán se casó con Emma Coronel, el Presidente insistió en que el cambio pasa por el combate a la corrupción y dar oportunidades a los jóvenes para que no opten por las conductas antisociales.

Prometió concluir los 20 kilómetros que faltan de la carretera para comunicar toda la Sierra que atraviesa Sinaloa, Chihuahua y Durango, justo la zona conocida como el Triángulo Dorado del Narco.

A la carrera solamente le falta ese tramo de Tamazula a Canelas, y que es importante pues actualmente, quien busca ir de Tamazula a Canelas debe recorrer 900 kilómetros e invertir 14 horas.

LA PINCHE TRANSA

El momento de mayor euforia en el acto, fue cuando López Obrador dijo: … el pueblo se cansa de tanta pinche transa.

Lo anterior en relación el episodio donde la Suprema Corte de Justicia negó la devolución de impuestos por 35 mil millones de dólares a los  exdueños de la cervecería Modelo, hoy en manos extrajeras.

Va para atrás la resolución. Y ya no se les va a devolver ese dinero. ¿Cuánto nos ahorramos? 35 mil millones de pesos, nada más con esa decisión, destacó al referir que el monto era equivalente a todo el presupuesto de Durango.

LAS HUELLAS DEL NARCO

Para llegar a Tamazula, a la orilla del Triángulo Dorado, en Durango, se debe tomar la carretera al poblado de Sanalona, donde los símbolos y huellas del narcotráfico están presentes.

Por ejemplo, a unos metros de una capilla para Jesús Malverde, patrono de los narcos, hay una fonda del mismo nombre.

Más adelante, al paso de la carretera, hay un panteón con mausoleos del tamaño de una pequeña vivienda.

En otro paraje se observa un altar a la Santa Muerte, donde jóvenes en motocicleta se detienen para persignarse y pedir la bendición.

A lo largo del camino, se pusieron contar al menos 15 cruces y altares de personas que perdieron la vida al pie de la carretera.

Por  Manuel Durán

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
País2 debates se tienen programados. FOTO: CUARTOSCURO.

Todos, contra la corrupción