José Narro, A tiempo y sin distingos

Secretario de salud y ex rector de la UNAM, José Narro, en entrevista con Xavier Orozco; insinúa que no descarta entrar a la carrera presidencial de 2018.

SELFIE: JOSÉ NARRO
SELFIE: JOSÉ NARRO

El responsable de lograr un México, José Narro, saludable se toma su selfie y nos platica sobre sus aspiraciones por la carrera presidencial de 2018. Uno nunca debe decir: de esa agua no he de beber.

Doctor, saltillense de sangre.
Yo sé que no todo mundo puede serlo (risas). Para mí es un honor.

Dicen que de médico, poeta y loco todos tenemos un poco.
Es muy probable que sea cierto. Yo tengo una buena combinación (risas).

La academia.
Siempre me gustó. Si usted me pregunta qué soy yo, soy profe. Me gusta estar con los jóvenes, dar clase y conferencias.

Pues lo trae en el nombre. ¿Sabe lo que significa Ramón?
A ver, dígame.

Aquel que da buenos consejos.
Pues a mí, más que consejos me gusta dar opiniones.

¿Qué opina del gobierno?
Bueno, pertenezco a él. Lo defiendo y no solo con el corazón, lo hago con el cerebro y con los datos. Falta muchísimo por hacer, pero también sé que hay mucho que se ha conseguido.

Entonces, ¿los pasa o los reprueba?
Claro que estamos aprobados.

Y si me duele México, ¿qué me receta?
Que todos hagamos lo que tenemos que hacer: cuidar, respetar, preservar, impulsar y fortalecer a México. Es una gran nación.

Ya lo ‘destaparon’, ¿no le da frío?
Me cuido mucho, creo en la salud y siempre procuro estar bien tapadito (risas). Esos tiempos de la política todavía no llegan. Mi compromiso es con la gente.

¿Pero sí le gustaría la silla?
Uno nunca debe decir: de esa agua no he de beber, pero nunca he llegado a un puesto pensando en el siguiente.

Hablando de sillas, ¿le gustan las flores?
Me gustan las flores y los frutos.

¿Las margaritas?
(Risas) Me gustan todas, las rosas, los claveles, las dalias y las gladiolas que pintaba Diego Rivera.

#SELFIE SECRET
Soy muy puntual. En un evento, si hay 100 personas, yo no llego tarde 5 minutos, me imagino que son 500 minutos.

¿Es verdad que las personas morenas resisten más?
Al tema del sol, sí (risas). Todas las personas sin importar su género, sus orientaciones, son importantes para la salud. El color de su piel, de sus ojos, el tamaño, la edad. En la política hay preferencias, pero en la salud todos los mexicanos son importantes.

El agua destilada.
Lo que sucede en Veracruz es preocupante. No hemos encontrado pruebas contundentes de ese caso, pero sí medicamentos caducados y falsificados. Todo denunciado ante la PGR.

¿Con la salud nadie se mete?
Con la salud no se juega. Ahí no se deben tocar los recursos ni lastimar a las instituciones públicas.

Usted dice que la salud no acepta distingos. Es utópico, ¿no?
No, porque una institución no debe aceptar o no a una persona por su condición. Hacer todo lo posible por acercar los servicios de salud es constitucional.

Lo más osado.
Construir escuelas de estudios superiores (León y Morelia), luego de muchos años de no construir en la UNAM. Y por primera vez fuera de la Ciudad de México.

Lo más difícil.
Los movimientos estudiantiles de las últimas tres décadas y el año 1994, cuando colaboré con el Dr. Carpizo en Gobernación, tomándole el pulso a México to- dos los días.

Lo más divertido.
El día de ayer pude ver la salida de una fracción pequeña de una uña de gato de la luna.

#LODIJEOLOPENSÉ
La Sultana del Norte. Pumas anota la victoria y el grito de gol me salió con una euforia que contrastó con la tristeza del Monterrey. En ese caso lo dije y toda la tribuna volteó a verme (risas).

Lo que nunca haría.
Atentar contra la vida u honorabilidad de un ser humano.

¿Qué le saca una carcajada?
La risa es parte del sentido de salud. No soy buen contador de chistes, pero sí muy bueno para reírme de ellos.

¿A qué le llora?
Me duele la enorme desigualdad, la exclusión, la pobreza, la ignorancia, la muerte prematura que pudo haberse evitado.

Música favorita
El rock and roll, pero la canción de mi matrimonio es Bésame Mucho.

Comida favorita
Soy de comer fácil. De mi tierra, la fritada, que es el cabrito en su sangre, y las gorditas de harina.

¿Usted cocina?
Me encanta. Acabo de hacer para mi nieta un machacado con huevo que me salió extraordinario.

Los nietos…
Son el postre de la vida.

¿Ha cumplido en esta vida?
Uno de los principios hipocráticos es que el médico está obligado a procurar el bien de su paciente que le confía su dolor, y la primera responsabilidad es no dañarlo. Trato de mantener mi actuar como médico, servidor público y persona dentro de ese marco ético.

Gracias Doctor.
Un gusto estar presente en el renacimiento de El Heraldo de México. Mucho éxito.

 

SOBRE ÉL…

1.- José Ramón Narro Robles (68 años)
2.- Secretario de Salud
3.- Médico Cirujano
4.- Especialidad en Salud Pública
5.- 50 años en la medicina
6.- 53 años de puma (UNAM)
7.- Distinciones en México, Latinoamérica, España e Inglaterra
@JoseNarroR

Por: Xavier Orozco

¿Te gustó este contenido?