Huían por la inseguridad

Pareja de jubilados mexicanos buscaron mayor seguridad en EU, pero fueron asesinados durante un tiroteo en un centro comercial

El estadounidense Patrick Crusius, de 21
años de edad, fue detenido sin violencia,
luego de asesinar a 22 personas. Foto:  AP
El estadounidense Patrick Crusius, de 21 años de edad, fue detenido sin violencia, luego de asesinar a 22 personas. Foto: AP

A causa de la inseguridad en Ciudad Juárez, Chihuahua, Juan de Dios Velázquez Chairez eligió El Paso, Texas, para disfrutar de su jubilación. Ayer, falleció tras resultar herido en un tiroteo en el centro comercial Bella Vista Mall de la ciudad fronteriza, en el que por salvar a su esposa, recibió disparos.

Previo a una visita con sus nietos, Juan de Dios, de 77 años de edad, acudió con su esposa Nicolasa Estela Velázquez a comprar la despensa, pero antes de abandonar el estacionamiento donde se encontraban, fueron interceptados por Patrick Crusius de 21 años, quien logró herir a la pareja con una de las balas.

Ambos fueron llevados al hospital para operarlos de emergencia, de las cuales Estela pudo estabilizarse, mientras que Juan de Dios se mantuvo inconsciente.

Por la gravedad de sus heridas, y su estado de salud, la primera cirugía fue detenida para que pudiera recuperarse y así, la mañana del lunes continuar con el procedimiento; sin embargo, no resistió.

Sus heridas fueron más profundas que las de su esposa, pues la bala atravesó su cuerpo cuando intentó ponerse como escudo entre Estela y el atacante.

Ellos ya estaban en el carro cuando llegó el loco este y empezó a disparar. Mi tío protegió a la señora con su cuerpo, aseguró su sobrina, Idalí Velázquez, en entrevista para El Heraldo de México.

RECAUDABA FONDOS

Jorge Calvillo, originario de Coahuila, también murió en el tiroteo mientras protegia a su nieta de los disparos.

Su hijo Luis también recibió disparos y es uno de los lesionados, por lo que se debate entre la vida y la muerte en un hospital.

Calvillo García, de 61 años de edad, es originario de Torreón, pero desde hace 10 años radicaba en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Esa mañana había cruzado la frontera para acompañar a su hijo Luis y a su nieta Emily a recaudar fondos para el equipo de futbol al que estos dos últimos pertenecen como entrenador y jugadora.

Cómo imaginar un día estar con tus familiares y al siguiente día no saber si los volverás a ver en tu vida, no merece mi familia sufrir como lo está haciendo en estos momentos, con mi tío ya sin vida y con mi primo luchando día con día por la suya, escribió en sus redes sociales Raúl Ortega, sobrino de Calvillo.

Marcy Martínez, la esposa de Luis Calvillo, hijo de Jorge, explicó que tras la cirugía, Luis se mantiene estable, pero aún bajo el riesgo de recaer, y agradeció los mensajes de apoyo hacia su familia por parte de la comunidad mexicana.

Por Frida Valencia & Alejandro Montenegro

edp

¿Te gustó este contenido?