Guardia Nacional cuidará frontera

Según la iniciativa de ley, vigilarán el respeto a las leyes migratorias y tendrán la custodia de aduanas

El proyecto refiere, además, que los elementos de seguridad podrán solicitar a cualquier extranjero la documentación que acredite su estancia. Foto: Cuartoscuro
El proyecto refiere, además, que los elementos de seguridad podrán solicitar a cualquier extranjero la documentación que acredite su estancia. Foto: Cuartoscuro

La Guardia Nacional, el nuevo cuerpo de seguridad creado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, tendrá atribuciones del Instituto Nacional de Migración (INM) al encargarse de revisar documentos y arrestar a migrantes que transiten por el país sin papeles.

La iniciativa de Ley General de la Guardia Nacional, entregada al Senado la semana pasada, plantea que los elementos del cuerpo integrado por el Ejército, Marina y Policía Federal vigilarán las garitas o puntos de revisión aduaneros, así como en las carreteras.

El proyecto refiere, además, que los elementos de seguridad podrán solicitar a cualquier extranjero la documentación que acredite su estancia o proceder a su legal detención.

 

Resguardar dentro de las instalaciones migratorias a los extranjeros que violen la Ley de Migración cuando el caso lo amerite a solicitud del INM, refiere en su apartado 23 del artículo 11.

 

En su mismo artículo, pero inciso A, detalla que la Guardia estará facultada para realizar acciones encaminadas a prevenir la comisión de delitos en las zonas fronterizas, aduanas, secciones aduaneras, garitas, puntos de revisión aduaneros, los centros de supervisión y control migratorio.

La propuesta se aleja del discurso público empleado por el gobierno federal, quien ha declarado que su política migratoria ya no tendría un enfoque de seguridad nacional, como lo fue en el sexenio pasado a través del Plan Frontera Sur, diseñado en 2014 por la Secretaría de Marina.

Con el apoyo de militares y elementos de la Policía Federal el plan realizaba redadas en la zona sur del país, que dejaron como resultado la deportación de casi 700 mil migrantes de origen centroamericano.

El año pasado, la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos ‘Todos los Derechos para Todas y Todos’ pidió al gobierno federal, entonces encabezado por Enrique Peña Nieto, que se dejara de reforzar la seguridad en la frontera sur pues lo único que hacían, denunciaron en un comunicado, era emular al gobierno de Estados Unidos.

La mayor presencia de elementos policíacos y militares en la frontera sur de México significa más violencia hacia la población migrante centroamericana, en un contexto de militarización que vulnera los derechos humanos, explicaba la Red, conformada por 84 organizaciones civiles.

 

Por RICARDO ORTIZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísReconoció que en 18 ocasiones han ocurrido este tipo de confusiones fronterizas en cuatro años. foto: Cuartoscuro

AMLO analiza disculpa a EU