Fuerza pública es insuficiente contra adicciones, advierte Jesús Ramírez

El vocero presidencial llamó a construir esfuerzos institucionales comunes y sociales “para atender este fenómeno"

El vocero de la Presidencia participó en el Informe Mundial sobre las Drogas 2019. Foto: Especial.
El vocero de la Presidencia participó en el Informe Mundial sobre las Drogas 2019. Foto: Especial.

La fuerza pública no debe llevar sola toda la carga del combate a las adicciones, este fenómeno va más allá del consumo de sustancias, tiene que ver con la salud emocional y los fenómenos psicosociales que afectan la estabilidad de las familias, subrayó el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez.

Durante la presentación del Informe Mundial sobre las Drogas 2019, el coordinador general de Comunicación Social del Gobierno de México resaltó la importancia de hacerse cargo de las adicciones como un tema social, un tema de salud que  tenemos que atender todos y no dejar la carga a la fuerza pública.

Destacó que por esa razón en la Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones se pone énfasis en escuchar a las personas, en especial a niños y adolescentes sobre su estado emocional, el estado de salud de la sociedad, de lo que nunca se habla.

Ante el recién nombrado titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Gady Zabicky Sirot explicó que esta estrategia, tomada de la Recomendación Número Uno de las Naciones Unidas, tiene el propósito de enfocar las políticas públicas de mejor manera y poner en el centro a las personas.

En ese sentido, señaló que se habla del estado de salud de quienes consumen, pero no el estado de salud de una sociedad que produce fenómenos psicosociales que afectan la seguridad, la estabilidad de las familias, la comunidad.

En el auditorio de la Secretaría de Salud, Ramírez Cuevas enfatizó que las adicciones van más allá del consumo de sustancias.

Hay que ir hacia lo que representa como sociedad, y por eso la estrategia utiliza herramientas artísticas, de sensibilización, de construcción de diálogo social para enfrentar de manera efectiva la realidad y que México deje de ser un país de cementerios, de fosas y muerte.

El vocero presidencial llamó a construir esfuerzos institucionales comunes y sociales para atender, que no combatir, este fenómeno, porque de lo que se trata es de buscar la reflexión sobre nuestros hábitos, nuestros comportamientos, nuestros consumos, y va más allá de las adicciones.

Te puede interesar:

Sedena desmiente que miembros de la Guardia Nacional fueron detenidos con armas en Tepotzotlán

En 2017 se registraron más de 2 mil 500 muertes en México por consumo de sustancias psicoactivas

Por: Notimex

iorm

¿Te gustó este contenido?