Felipe Calderón asegura que el proyecto Tren Maya se convertirá en un elefante blanco

El expresidente dijo que el proyecto que impulsa el actual gobierno federal es inviable financieramente y que nunca se concluirá

Calderón declaró que la construcción de los trenes de pasajeros como éste sale excesivamente costoso. Foto: Especial
Calderón declaró que la construcción de los trenes de pasajeros como éste sale excesivamente costoso. Foto: Especial


Santa Elena, Yucatán.- El expresidente de México, Felipe Calderón, auguró que el proyecto del Tren Maya que impulsa el actual gobierno federal es inviable financieramente y que nunca se concluirá, por lo que se convertirá en un elefante blanco.

Entrevistado en el municipio de Santa Elena durante su participación en el Rally Maya, señaló que esta obra del mandatario Andrés Manuel López Obrador nunca se terminará y saldrá muy costosa para los mexicanos.

No cumplirá su propuesta y sí tendrá un daño enorme irreparable al medio ambiente en el sureste del país precisó el expanista.

Calderón declaró que la construcción de los trenes de pasajeros como éste sale excesivamente costoso, además de que no generará ingresos suficientes para pagar la inversión. Sale más caro el caldo que las albóndigas, agregó.

Además, recalcó, la preocupación mayor no es su viabilidad financiera, sino el desastre natural que pudiera provocar. En ese sentido, dijo que de acuerdo al estudio técnico del proyecto se prevé destruir inicialmente una superficie de árboles superior al del Bosque de Chapultepec en la Ciudad de México.

Son cientos de hectáreas, van a romper el corazón de la selva y la biosfera de Calakmul, impactarán la mayor reserva de jaguares en el continente, es que como si atravezaran una lanza, insistió.

El expresidente aseveró que el Tren Maya romperá con el equilibrio ambiental, desplazará poblaciones, incendios y prácticas agrícolas inadecuadas. Sostuvo que será un golpe mortal a la reserva natural del sureste de México.

Consideró como peligroso que ya se haya gastado mil millones de pesos en estudios técnicos en tres meses, lo que refleja que se convertirá en un elefante blanco y que será una obra inconclusa que le costará caro a los mexicanos.

Calderón Hinojosa, quien se dijo un apasionado de los automóviles, conduce un Porsche 1968 de color rojo en el Rally Maya, evento que inició este fin de semana en la zona arqueológica de Uxmal y concluye el 26 de mayo en Chetumal, Quintana Roo.

Según dijo, no es el dueño de ese auto deportivo, más bien se lo prestaron.

Por Herbeth Escalante

¿Te gustó este contenido?