En Chiapas, indígenas Zoques, frenan extracción de hidrocarburos

Entre los proyectos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, se encuentra la exploración de 12 pozos en la selva chiapaneca, donde habita la etnia Zoque.

En Chiapas, indígenas Zoques, frenan extracción de hidrocarburos

 

 


Entre los proyectos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, se encuentra la exploración de 12 pozos en la selva chiapaneca, donde habita la etnia zoque. Junto con la Secretaría de Energía, buscaron grandes reservas de petróleo y aceite.


Por Mariana Morales;
estados@heraldodemexico.com.mx


 

Sin embargo, los zoques frenaron la licitación –programada originalmente en julio–, en defensa de la tierra en la que han vivido por años y ahora se mantienen alerta ante la incertidumbre de que regrese la propuesta de extracción.

Para ello, la comisión aprobó una extensión de tiempo para la consulta que, por ley, deben hacer entre los pueblos indígenas, la cual no se ha realizado. Incluso, en algunas localidades se ha impedido la entrada a los funcionarios encargados de este ejercicio.

Los zoques saben qué es vivir en los nueve municipios donde hay petróleo y aceite. Esa es la extensión de tierra, más de 84 mil 500 hectáreas, que resultó atractiva para la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Secretaría de Energía.

 

Tan rico es el territorio en recursos naturales, que la Semarnat otorgó 11 concesiones mineras, principalmente de oro y plata, la década pasada.

Mari Sánchez, habitante de Chapultenango, contó que ha sido una lucha diaria ante esos proyectos, que sus abuelos no entendieron porque sólo hablaban su lengua materna.

En 1982 se realizaron perforaciones para petróleo; ese mismo año hizo erupción el Chichonal y quedó cancelada la extracción. La gente cree que la tierra se enojó y por eso el volcán hizo erupción, nos sacó. Ella es la segunda generación de quienes fueron desplazados por ese fenómeno natural.

Desde 2013, cuando se aprobó la Reforma Energética, indígenas sospecharon lo que vendría. Quienes reflexionaron sobre los alcances, indagaron más y difundieron la información en los municipios que albergan a unos 60 mil hablantes de la lengua zoque.

Ese mismo año, los integrantes del Centro de Lengua y Cultura Zoque, que organizaban festivales culturales, comenzaron a reunirse con adultos y ancianos en casas ejidales, a rastrear datos públicos y difundirlo en redes sociales.

Por ellos se enteraron que este año, mediante la ronda 2.2 de la reforma, empresas mexicanas y extranjeras podrían extraer petróleo, pero también la minería y la geotermia amenazaban la misma zona, explicó Roberto Rueda del centro indígena.

¡Fuera los proyectos de muerte!, gritaron los indígenas el 22 de junio desde el municipio de Copainalá hasta Tuxtla, un día después de que la Secretaría de Energía informó que se extendería la consulta libre e informada, como lo establece la Reforma Energética.

En Chiapas no existió esa consulta, que determina si aceptan o no la entrada de un proyecto, explicó el investigador en Conflictos Agrarios, Fermín Ledesma.

Es un logro, pero faltan las mineras y la geotermia, enfatizó Rueda. Nos queda solidarizarnos con el pueblo que está en peligro, afirmó el sacerdote indígena de la zona norte, Marcelo Pérez.


Datos relacionados

Rosa Icela Rodríguez: Declaración de ONU sobre pueblos indígenas

31 empresas de 7 países van por nuevas licitaciones de hidrocarburos

¿Te gustó este contenido?