Empresas sancionadas ahora ganan Dos Bocas

El dueño de la inhabilitada Citapia creó nueva empresa para trabajar con Pemex

Refinería Dos Bocas, Tabasco. Foto Especial
Refinería Dos Bocas, Tabasco. Foto Especial

En la construcción de la refinería Dos Bocas participan empresarios sancionados por incumplir obras en la planta catalítica de la Refinería de Cadereyta, y quienes mantuvieron vínculos con la compañía brasileña Odebrecht.

Se trata de Juan Carlos Tapia Vargas, Gilberto Juan Tapia Vargas y Selene Martínez Abarca, socios y accionistas de Construcciones Industriales Tapia (Citapia) que el 6 de junio fue multada con 206.6millones de pesos e inhabilitada por dos años y medio.

Estos empresarios utilizaron otra de sus empresas para ganar la adjudicación de dos paquetes para Dos Bocas.

La Secretaría de la Función Pública detectó que en los trabajos realizados para Pemex en Nuevo León, que la empresa Citapia presentó información falsa con el propósito de obtener un beneficio o ventaja.

Citapia mantuvo relación contractual, entre 2015 y 2017, con Odebrecht para diversas obras en la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, que están sujetas a investigación por la Auditoría Superior de la Federación, en la revisión del fraude internacional de sobornos y desvío de fondos de Odebrecht. De acuerdo con la declaración judicial de Luis Alberto Meneses Weyll, ex directivo de la compañía brasileña, Juan Carlos Tapia Vargas fue el empresario que Emilio Lozoya le recomendó a Odebrecht para asociarse en México y obtener contratos gubernamentales.

A pesar de las sanciones, los empresarios mexicanos lograron que se les incluyera en los trabajos de la refinería Dos Bocas a través de la empresa Mexicana de Recipientes a Presión. El 27 de julio dicha compañía recibió dos adjudicaciones. La primera, para construir la planta generadora de gas y las plantas regeneradoras de láminas; otra para la realización de la obra necesaria para los servicios de integración, edificios y la urbanización interna de la refinería.

La Secretaría de Energía entregó a Mexicana de Recipientes a Presión y a otras dos empresas más, dos contratos por por 2 mil 236 millones de dólares, sin que se tomara en cuenta que son propietarios de Citapia. Juan Carlos Tapia tiene 60% de esa empresa, y Selene Martínez posee otro 20% de las acciones. El primero es el representante legal y director general de Citapia, y la segunda es accionistas.

Por Paris Salazar

edp

¿Te gustó este contenido?