El título universitario, innecesario y sin valor para los jóvenes

El Coneval señala que sólo la mitad de quienes estudiaron una licenciatura tiene empleo. Y casi la mitad de ellos gana entre 2 mil 200 y 6 mil 600 pesos.

Notimex
Notimex

 El panorama laboral de quienes buscan ser profesionistas va en declive, de acuerdo con estudios del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y del Banco Mundial. 

 

En su informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2016, el Coneval afirma que el supuesto de que la educación superior mejora las oportunidades de la juventud se encuentra en duda.

El desempleo de los jóvenes con mayores niveles educativos es una nueva tendencia que representa un desafío de todos los órganos de gobierno, explica el documento.

En su análisis, el Coneval señala que sólo la mitad de quienes estudiaron una licenciatura tiene empleo. Y casi la mitad de ellos gana entre 2 mil 200 y 6 mil 600 pesos. El problema se agrava entre quienes tienen empleo, ya que casi seis de cada diez no tienen acceso a servicios de salud y cuatro de cada diez trabajan en empleos informales.

Este sector, definido como aquellos que tienen entre 12 y 29 años de edad, representa 31 por ciento de la población. Es decir, 37.4 millones de mexicanos. De ellos, 47 por ciento vive en la pobreza.

 

El hecho de que los jóvenes con mayores niveles educativos no consigan mejores condiciones laborales es un resultado poco redituable (…) por el alto costo de la inversión en la enseñanza superior y los rendimientos nulos de los que no consiguen empleo, señala el Coneval en su informe.

 

 

SE DEPRECIAN ESTUDIOS

De acuerdo con el estudio Momento decisivo, la educación superior en América Latina y el Caribe, realizado por cinco investigadores y presentado este mes por el Banco Mundial, los beneficios de contar con un título disminuyeron. Mientras que en 2000 quien terminaba una carrera universitaria tenía posibilidades de conseguir un sueldo hasta 112 por ciento superior que alguien que sólo tenía el bachillerato, 15 años después esta proporción cayó hasta 85 por ciento.

El estudio del Banco Mundial sostiene que, aunque en la región se impulsó el acceso a la educación universitaria, aumentando la cobertura del bachillerato, esto trajo consigo efectos negativos, como un deterioro en la calidad de los sistemas educativos.

 

Las políticas públicas se diseñaron bajo el supuesto de que una primera generación de graduados universitarios, particularmente aquellos que provienen de hogares vulnerables, estaría protegida contra la pobreza. Sin embargo, esta visión optimista se debilitó, explica el informe.

 

También señala los beneficios de terminar un carrera, pues alguien que inicia una licenciatura puede percibir un sueldo hasta 35 por ciento más alto que alguien que sólo tiene el bachillerato y si finaliza sus estudios las posibilidades aumentan 50 por ciento más.

 

Declaraciones que no pueden olvidarse

 

Por Iván Ramírez Villatoro / El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísPedófilos, sin cobijo en la Iglesia

Pedófilos, sin cobijo en la Iglesia