El PRI debe acercarse a la gente: Fernando Elías Calles

A 90 años de fundación del tricolor, el nieto de Plutarco Elías Calles revive la iniciativa para inscribir el nombre de su abuelo en San Lázaro

Cárdenas fue tan cercano a la familia, porque en alguna ocasión detuvieron a una partida de villistas Foto: Cuartoscuro
Cárdenas fue tan cercano a la familia, porque en alguna ocasión detuvieron a una partida de villistas Foto: Cuartoscuro

En el 90 aniversario del PRI, Fernando Elías Calles, nieto de Plutarco, fundador de este instituto político, pide retomar la iniciativa para inscribir el nombre de su abuelo en el muro de honor de la Cámara de Diputados.

En 1985, la propuesta fue congelada, pese a que el tricolor tenía los votos para aprobarla.

Elías Calles Álvarez era subsecretario de Gobernación. Operó para recabar firmas de apoyo a la iniciativa que enviaría el presidente Miguel de la Madrid a la Cámara.

Al final, Nicolás Reynés, entonces líder del Congreso, no quiso planchar a los partidos que se oponían a la inscripción.

Por primera vez, el Ejecutivo federal mandaba una iniciativa y era para que el nombre de Calles fuera inscrito en letras de oro. Pero teníamos a la Iglesia fuerte, teníamos a los obreros fuertes y la iniciativa no pasa, recuerda en entrevista con El Heraldo de México.

Para el hoy presidente de la Comisión de Justicia Partidaria del PRI, plasmar el nombre de su abuelo en San Lázaro simbolizaría la reconciliación nacional: A (Manuel) Gómez Morin (fundador del PAN), el PRI aceptó concederle la medalla Belisario Domínguez. Es necesaria una reconciliación nacional, porque no puede menospreciarse el lugar que cada personaje ha tenido en la historia política del país.

Uno de los méritos para inscribir el nombre de Elías Calles en los muros de San Lázaro es que en 1929 logró sentar a todos los generales de la Revolución y los convenció de cambiar las armas por un partido como forma de acceder al poder.

Así nació el Partido Nacional Revolucionario (PNR). Antes, fue presidente del país de 1924 a 1928.

Como secretario de Gobernación vivió en lo que hoy se conoce como la casa Cárdenas de Los Pinos. Cuando fue presidente vivió en el Castillo de Chapultepec, pero se mudó porque era muy incómodo, dice en alusión a que la familia debía salir al exterior del castillo para ir al baño. En 1928, Álvaro Obregón, quien ganaba nuevamente la presidencia, fue asesinado, pero Calles optó por un relevo en la presidencia en vez de reelegirse. Sin embargo, mantuvo el poder sobre varios presidentes hasta que llegó Lázaro Cárdenas, quien rompe con su mentor y provoca que éste abandone el país.

¿Cómo se conocieron su abuelo y Cárdenas?

Cárdenas fue tan cercano a la familia, porque en alguna ocasión detuvieron a una partida de villistas. Entre los detenidos estaba Cárdenas, tenía 16 años, igual que Rodolfo, el mayor de los hijos del general Calles. Rodolfo empieza a platicar con Cárdenas y convence a su papá de que no es un mal muchacho.

Después, Amalia, esposa de Lázaro Cárdenas, se hace muy amiga de mi madre, Elena Álvarez Murphy. Yo me la encontraba mucho en casa de mi abuela, donde iba a jugar. Por eso, si yo veo a (Cuauhtémoc) Cárdenas, le digo hola cuate, nos conocimos hace mucho.

¿Por qué se da el rompimiento?

Porque Cárdenas quería implantar el comunismo. De hecho, Gómez Morin respalda a Calles en contra de Cárdenas por eso.

¿Se recompuso la relación entre Calles y Cárdenas?

Nunca. Incluso, a mi tío Rodolfo (hijo de Calles) le ofrecieron (en la presidencia de Díaz Ordaz) ser candidato al Senado, pero lo rechazó porque su compañero de fórmula había sido colaborador de Cárdenas.

A 90 años de la fundación del partido, ¿sería necesario cambiar su nombre?

No hace falta. La revolución institucionalizada dio origen al PRI, eso no se puede cambiar. También dio origen al PRD y a Morena, porque surgieron por desprendimiento del PRI. Además, nos iríamos al fondo de la boleta electoral.

¿Qué sí cambiaría del PRI?

Tenemos que luchar. Perdimos y estamos apoltronados, parecemos toros detrás de la barrera.

La sacudida vendrá acercándonos a la gente, no esperando que nos rescate una Ivonne, un Ulises o un Alito (son aspirantes a dirigir el partido).

¿Tendría que revalorarse el papel de Calles y del PRI en la vida política del país?

Si pensamos que debemos dar vuelta a la página, sí. Ha habido unos presidentes más incomprendidos que otros, pero gracias al PRI no ha habido un golpe de Estado en México y al PRI lo fundó Calles.

 

Por NAYELI CORTÉS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísINTERÉS. El líder de los panistas en San Lázaro, Carlos Romero Hicks, entregó ayer el plan en el Senado. Foto: Cuartoscuro

PAN pide evaluación a docentes