Duermen en la gas

Decenas de personas pernoctaron en las estaciones de servicio para obtener combustible; otros regresaron al metro y a la lectura; y la calidad del aire en la CDMX mejoró

Más de 15 horas tuvo que esperar don Jesús para poder llenar el tanque
de su taxi, recorrió varias gasolineras. Foto: Lizeth Gómez De Anda.
Más de 15 horas tuvo que esperar don Jesús para poder llenar el tanque de su taxi, recorrió varias gasolineras. Foto: Lizeth Gómez De Anda.

Mi reino por 40 litros de gasolina. Para conseguirla hubo quien incluso decidió dormir frente a una estación para llenar el tanque de su vehículo.

En la gasolinera ubicada en avenida Oceanía, alcaldía de Venustiano Carranza, la fila se extendía seis calles y había más de 80 vehículos formados.

Jesús González, taxista veterano, llegó a las 18:00 horas del miércoles esperando encontrar gasolina, pero ésta se había agotado a la una de la tarde.

Después de recorrer al menos seis estaciones de servicio de la zona, decidió que allí iba a esperar.

Llegó acompañado de su cuñado, pero al final se quedó solo.

Fue medio incómodo y en realidad sólo dormité, porque en la madrugada bajó la temperatura, dijo en entrevista.

A las 12:00 de ayer seguía allí esperando. Es normal que la gente se moleste. No estamos acostumbrados a eso. Normalmente la gente llegaba y cargaba gasolina sin ningún problema, pero creo que la medida es adecuada.

Como él, al menos una veintena de personas pernoctaron allí y otros 20 se fueron. A unas calles de allí, en avenida del Peñón y Calle Norte 168, un negocio que vende aditivo tiene su propia fila de al menos 15 personas que esperan comprar para hacer rendir el combustible que aún tienen en el tanque de su auto.

Alberto Nava tomó el Metrobús para llegar a su trabajo ubicado en Paseo de la Reforma. Aunque el trayecto le supuso 20 minutos más que en su coche, aprovechó el tiempo para leer.

Mi esposa se quedó con el auto y yo vine en transporte público. Al analizar la situación, ésta tiene cosas positivas, como retomar el ritmo de lectura, además del ahorro, dijo.

María de los Ángeles González, profesora jubilada, habitante de GAM, optó por racionalizar el uso de su automóvil.

Lo uso sólo para viajes indispensables, para ir al súper y los garrafones de agua. El domingo lo usaré para visitar a unos familiares. Para otros menesteres usaré el Metrobús o el Metro.

Considera que la determinación del Gobierno federal de cerrar los ductos es acertada.

Quienes roban combustible, nos roban a todos, principalmente a quienes pagamos puntualmente nuestros impuestos. Hay que apechugar y colaborar con las autoridades, aseveró.

Debido a la disminución de vehículos en circulación, la calidad del aire en la Ciudad de México presentó mejoras.

Los nueve días anteriores desde que inició el año, se había registrado mala calidad del aire. Ayer, el nivel de partículas contaminantes se situó en menos de 100 puntos, de acuerdo con una revisión del Índice Metropolitano de Calidad del Aire.

Por Lizeth Gómez De Anda

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísPUNTO DE VISTA. Cinthya López, del PRI, señala que las plazas sean sometidas a concurso. Foto: Especial

Condicionan apoyo a Reforma Educativa