Día de la Juventud: Los mayores ‘fijan’ la rebeldía de los jóvenes

Cuatro generaciones coinciden en este siglo y cada una heredó de su predecesora más de lo que cree

FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO
FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO

Una cuarta parte de la población actual en México la integran jóvenes de entre 15 y 29 años de edad. Pero 45 por ciento de los 120 millones de mexicanos alguna vez también fueron jóvenes. En la actualidad, conviven cuatro generaciones en un mismo tiempo y espacio, cada una con características especiales que, a pesar de estar en el mismo contexto social, tienen diferencias significativas.

Cada generación es producto de las experiencias de la anterior, y aunque cada una piense que con el paso del tiempo la juventud se va deteriorando, el comportamiento de la sucesora es producto de las enseñanzas de sus mayores, que no sólo heredan conocimiento, sino también futuros problemas.

El orden social lo establece la gente mayor, por lo tanto, el cambio actitudinal que existe en cada generación es también culpa de su predecesora, explicó la socióloga Olga Collado, quien aseguró que ninguna generación es peor o mejor a otra.

GRÁFICO: Jesús R. Sánchez

Actualmente sociólogos y empresas de marketing identifican a cuatro generaciones. La primera son los Baby Boomers, que sufrieron un cambio en el modelo tradicional de familia, en la que la voz de la mujer repuntó. Juana Ramírez nació en 1957. Ella se unió al movimiento de su época. Su generación abrió una brecha de inclusión para las mujeres que, aseguró, la generación posterior, la llamada X, no supo aprovechar.

Para Claudia Ruiz el estudio y el trabajo fueron obligatorios. Ella nació en 1980. El problema, dijo, fueron los dogmas de sus predecesores, a los que describió como reprimidos y dependientes. Las innovaciones tecnológicas eran de difícil acceso. No me cuesta usar un dispositivo electrónico, pero no soy adicta, afirmó, en referencia a sus sucesores, los Millenials.

Axel Cabrera nació en 1995, y se reconoce como adicto al teléfono y la computadora. Es muy difícil que veas a alguien que no tenga un teléfono o redes sociales, dijo. Él percibe una mayor libertad, algo que sus predecesores no tenían y que en ocasiones les causa miedo. Para Collado, el comportamiento millenial no está completamente basado en redes sociales, pues lo ven como una forma de acercarse a quienes están lejos, contrario a los Centenialls, que basan su vida en ellas.

Lee: Esto es lo que ganan los Youtubers mexicanos

Esta generación es calificada por las demás como la peor de todas. Son dependientes de las redes sociales y las innovaciones tecnológicas. Ellos consumen y tiran, dijo Collado. Pero, Regina Sigüenza y César Armando, que nacieron en 2009 y 2000, respectivamente, coinciden en que su preocupación es el planeta y la forma de aportar a la ecología y el cuidado animal. Consideran que la generación pasada fue un caos. Según Collado, a pesar de la constante queja del uso de la tecnología, para ella, los Centenialls son una generación prometedora, pues sus ideas sustentables se han ido adaptando incluso a las políticas públicas.

Por: Frida Valencia

¿Te gustó este contenido?