Dejan atrás la amapola

Con Sembrando vida, el Triángulo Dorado cambia a otros cultivos

IN SITU. María Luisa Albores acudió con agricultores de Tabasco, donde vio avances del programa para trabajadores del campo. Foto: Leslie Pérez
IN SITU. María Luisa Albores acudió con agricultores de Tabasco, donde vio avances del programa para trabajadores del campo. Foto: Leslie Pérez

CENTRO, Tabasco. El programa Sembrando Vida, de apoyo a productores agrícolas, tiene como objetivo para el próximo año sacar a 50 mil personas de los sembradíos de mariguana y amapola en el Triángulo Dorado, en el norte del país, para reorientarlos al cuidado de otro tipo de cultivos.

Al celebrar en Tabasco el primer aniversario del anuncio del programa, la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, dijo que ya se avanzó en cinco municipios de la región Quebradas de Durango, que forman parte de la famosa zona de producción ilegal de enervantes.

Sabemos de gente que se dedicaba por necesidad a la siembra de mariguana o amapola, en Valle de Topia o en Canelas, y ahora está sembrando vida, que ya no le da pena llevar a sus hijos a que aprendan a ser campesinos, comentó.

Hasta el momento, el programa que otorga 4 mil 500 pesos mensuales a los sembradores, así como asesoría técnica, ha cubierto unos 10 mil beneficiarios en Durango.

Albores añadió que las esposas de los agricultores ya no viven en la zozobra por la posibilidad de que sus maridos no vuelvan a casa al trabajar en un cultivo del crimen organizado.

Para 2020, el programa entrará en Badiraguato, Sinaloa, y en Guadalupe y Calvo, Chihuahua, y se ampliará la cobertura en Durango, para alcanzar por completo el Triángulo Dorado.

POR GERARDO SUÁREZ

eadp

¿Te gustó este contenido?