De lo festivo a un buen susto

El vuelo del presidente tuvo complicaciones, en un viaje a Nayarit

Se cumplen 100
años de la muerte
del poeta Amado
Nervo.FOTO: ESPECIAL
Se cumplen 100 años de la muerte del poeta Amado Nervo.FOTO: ESPECIAL

TEPIC. Fue un vuelo que pasó de los aplausos y las selfies con el presidente Andrés Manuel López Obrador, al susto, porque al intentar aterrizar en el aeropuerto de esta capital, el piloto elevó nuevamente el avión provocando la incertidumbre de los pasajeros.

Los pasajeros, que minutos antes habían aplaudido la espontaneidad de Paloma Vargas, usuaria que compuso durante el vuelo una canción al Presidente, la cual interpretó en medio del avión, no entendían lo que sucedía, aunque el presidente y su esposa Beatriz Gutiérrez siempre mantuvieron la calma.

Las llantas del avión de Volaris tocaron la pista, pero —para sorpresa de la gente— no aterrizó. Entonces vino el silencio y las miradas nerviosas de los que iban en la aeronave que llevaba a López Obrador a la conmemoración del centenario luctuoso del poeta nayarita, Amado Nervo.

Inmediatamente, el piloto abrió el micrófono para informar que no había condiciones favorables para la aproximación del vuelo Y4 601.

Vamos a iniciar nuevamente nuestra aproximación, fue complemente por nuestra seguridad. Aquí en cabina todo normal, no hay nada de qué preocuparnos, dijo el piloto mientras se veía por la ventana la ciudad de Tepic.

Los pasajeros reaccionaron favorablemente, aunque seguían con la expectativa sobre cómo sería el segundo intento del aterrizaje.

Unos 13 minutos después, el piloto volvió a preparar el aterrizaje y esta vez lo logró. Los gestos de la gente cambió e incluso algunos aplaudieron.

El descenso fue rápido, pues todos querían bajarse, sin embargo el Presidente esperó para hablar en privado con los pilotos y las sobrecargos.

Al bajar, el mandatario explicó que que son maniobras que suelen pasar, por lo que no fue nada grave ni había nada que lamentar y siguió su camino hacía el Congreso.

Ya en el Congreso, acompañado del gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, lo esperaban estudiantes a los que les habló de poesía y del legado cultural de Amado Nervo, el príncipe de las letras, en el centenario lutuoso de la muerte del poeta.

Volaris aclaró que la maniobra que hizo el piloto se llama ida al aire y se hace debido a vientos cruzados, además de ser una maniobra segura que se en práctica ante condiciones imprevistas.

Por Francisco Nieto 

¿Te gustó este contenido?