Corrupción no debe ser rehén electoral ni de agendas partidistas

La corrupción es un asunto de Estado, no sólo de gobierno, facción o partido, no es patrimonio de una nación o de un momento histórico, afirma consejero

Corrupción no debe ser rehén electoral ni de agendas partidistas

El combate a la corrupción no debe ser rehén de calendarios electorales ni de agendas partidistas, sino una tarea de Estado, aseguró Alfonso Pérez Daza, consejero de la Judicatura Federal.

La corrupción es un asunto de Estado, no sólo de gobierno, de facción o de partido, no es patrimonio de una nación o de un momento histórico, señaló durante la Primera Sesión Ordinaria del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción.

Destacó que el 4 de abril de 2017 se instaló este comité coordinador que hoy presenta su informe anual y estos primeros meses de labores han rendido frutos, pero también han surgido pendientes.

Este comité, dijo, aprobó la elaboración de una consulta pública nacional para el diseño de la política nacional anticorrupción.

Señaló que, en el caso del Consejo de la Judicatura Federal, se reformó el acuerdo general del pleno para reestructurar la organización en materia de responsabilidades administrativas.

Por ejemplo, en noviembre pasado, se creó la Unidad de investigación y de Control Interno con el objetivo de armonizar la normatividad interna con el nuevos sistema anticorrupción.

POR DIANA MARTÍNEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísDan revés al Frente en Sonora

Dan revés al Frente en Sonora