Combate al huachicol ahorra 90%, pero no controlan ductos aún

Pemex señala que el robo sólo es de 8 mil barriles al día

Hidalgo fue la entidad más vulnerable por robo de hidrocarburo en 2018. Foto: Archivo | Cuartoscuro
Hidalgo fue la entidad más vulnerable por robo de hidrocarburo en 2018. Foto: Archivo | Cuartoscuro

En dos meses, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador disminuyó 90 por ciento el robo de combustible, pero aún no puede tener el control total de los ductos de Pemex.

De acuerdo con datos oficiales que se darán a conocer esta semana, como parte de la evaluación a este combate, el huachicol pasó de 81 mil barriles diarios -datos registrados en noviembre de 2018- a 8 mil barriles diarios en lo que va febrero.

La afectación a Pemex por el robo de gasolina magna y premium, así como diésel y turbosina, rondan en los 47 millones de pesos diarios. Además, en una revisión a los informes diarios de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), se constata que los huchicoleros sigue chupando los ductos de Pemex y el gobierno les quita la presión a esta red de distribución, para luego repararlos.

Los huachicoleros siguen pinchando los principales, como el de Tuxpan-Azcapotzalco, así como los que van de Tula, en Hidalgo y los de Salamanca, en Guanajuato, pero también hay afectaciones en el norte del país.

Por ejemplo, el 10 de febrero se suspendió el ducto El Madero –Cadereyta, por una toma clandestina no hermética, en la localidad Rancho la Clementina, en el municipio de Llera, Tamaulipas.

Ese mismo día, el de SalamancaMorelia, a las 16:55 horas, inició operación, pero a las 18:35 horas suspendió por una toma clandestina en la localidad de Uruétaro, Guanajuato.

El jueves se cumplen dos meses de la estrategia de López Obrador, quien dijo que aunque los delincuentes quieran jugar a las vencidas, no habrá marcha atrás en su plan para ir contra los huachicoleros. (Con información de Adrián Arias)

Por Francisco Nieto

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
País El costo de las cámaras lo pagarán 50/50, entre CDMX e Iztapalapa. FOTO: Especial

Ponen los ojos en microbuses