Empresarios piden mayor flexibilidad a regulación de cannabis en México

Empresarios consideraron que se fomentará la competencia y la calidad de los productos en esta industria

cannabis_canada_empresas_regulacion
Una participación adecuada va a estar establecida por la industria Foto: Pixabay

Empresas como Factor Verde, de México y Cannabis One de, Canadá, propusieron quitar algunos candados al anteproyecto de regulación de cannabis del Senado para que sea más flexible a la participación de la iniciativa privada.

Con ello consideraron que se fomentará la competencia y la calidad de los productos en esta industria.

En el primer foro internacional cannabis CDMX, Jeff Mascio, presidente de Cannabis One dijo que el anteproyecto de ley no es adecuado al condicionar a las empresas que quieran una licencia de venta de marihuana a tener como máximo 20 por ciento de participación de capital extranjero en su capital social.

Consideró que eso alejará a las empresas que tienen el dinero y se irán a invertir a otro lado.

Una participación adecuada va a estar establecida por la industria, añadió y dijo que ellos quieren invertir en México.

Pablo Escalante, socio de Factor Verde, propuso que como se hace en los bancos, el Estado tiene que verificar quiénes son las personas físicas o morales que tendrán una licencia, quiénes son sus socios y sus antecedentes.

Añadió que está en desacuerdo con cualquier propuesta en la que el Estado sea el ente comercializador del cannabis pues en la práctica es un mal administrador de productos.

Ambos coincidieron en que también se debe abrir el candado del proyecto de ley que impide a una misma persona tener licencias para las distintas fases como cultivo, transformación y venta.

Resaltaron que las compañías ya experimentadas en cannabis tienen el conocimiento y tecnología para no empezar desde cero y así acelerar la industria en México, que se calcula en 18 mil millones de pesos.

Una regulación racional será clave para que el cannabis pueda ser el nuevo oro verde de México y sea uno de los mejores productores, dijo Escalante.

Jeff Mascio enfatizó que la prioridad de las autoridades debe ser el monitoreo al dinero de la industria del cannabis para que no se vaya al mercado negro y por ello la banca debe vincularse al proceso de regulación.

Luis David Suárez, presidente de la Asociación Mexicana de Medicina Cannabinoide mencionó que la regulación de la marihuana urge para facilitar la investigación sobre los componentes de esta sustancia, los cuales como el CBD está comprobado que ayudan a tratar el dolor y ansiedad.

Sin embargo, la gente muchas veces solo los puede conseguir en el mercado negro o de forma irregular en internet y en ocasiones se trata de productos mezclados con sustancias nocivas o que simplemente no son lo que dicen ser.

Caso Colorado

Mary Claire Whitaker, directora general de la consultoría de negocios Neighbors International dijo que el estado de Colorado en Estados Unidos legalizó la marihuana en 2012 por una demanda ciudadana y con ello evitar encarcelamientos injustos y garantizar el control de calidad.

Después de legalizar planteó que el consumo en adultos subió de 7.5 a cerca de 15% entre 2010 y 2014 mientras que en adolescentes casi no varió de 20%.

Ese año el gobierno de ese estado proyectó ingresos por 70 millones de dólares vía impuestos y para 2018 la cifra fue de 266 millones de dólares.

En tanto, la industria tuvo ventas por mil 540 millones de dólares y se destinan 5 millones mensuales para la educación.

Precisó que 332 millones de dólares fueron por ventas de marihuana medicinal y mil 213 millones por marihuana para uso recreativo.

En este estado se llega mediante licencias y se han otorgado cerca de mil 700 y la industria agrupa a 44 mil trabajadores.

Por: Gerardo Suárez

dhfm

¿Te gustó este contenido?