Bueno, malo y feo

El bueno es Raúl Jiménez se convirtió en el jugador mexicano más caro de la historia

Eduardo López /  Director de Proyectos en Hannover Fairs México / Columnista El Heraldo
Eduardo López / Director de Proyectos en Hannover Fairs México / Columnista El Heraldo

BUENO

Raúl Jiménez se convirtió en el jugador mexicano más caro de la historia, luego de que el Wolverhampton hiciera válida la opción de compra por casi 40 millones de dólares.

 

MALO

El que está en serios problemas es el actor mexicano Pablo Lyle, quien el pasado domingo golpeó a un hombre de 63 años en un accidente vehicular que ayer falleció.

 

FEO

Quien generó polémica fue el presidente brasileño Jair Bolsonaro, al felicitar a la policía de su país por un operativo que dejó a un total de 11 presuntos delincuentes muertos.

 

Por REDACCIÓN DE EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?