Aprueban ley contra factureras

MAYORÍA. La reforma fue promovida y apoyada por la bancada de Morena, la más numerosa en el Senado. Foto: Especial.
MAYORÍA. La reforma fue promovida y apoyada por la bancada de Morena, la más numerosa en el Senado. Foto: Especial.

Entre reclamos de la oposición, la mayoría morenista en el Senado aprobó un paquete de reformas que castigan el uso de facturas falsas y de empresas fantasma, como herramienta para abatir la evasión fiscal.

Con 82 votos a favor, 34 en contra y cero abstenciones, la Cámara alta aceptó las modificaciones que endurecen las penas de cinco a ocho años de prisión a los negocios que expidan, compren o adquieran comprobantes fiscales falsos. Sin embargo, el proceso no fue suave: las bancadas del PRI y PAN opusieron resistencia y calificaron la medida desde terrorismo fiscal y hasta extorsión institucional.

Señor, señora, empresarios, tengan cuidado: la Cuarta Transformación los va a perseguir peor que a sicarios, dijo la priista Claudia Edith Anaya, quien consideró que se quiere equiparar la actividad empresarial con delincuencia.

En el mismo sentido, la panista Minerva Hernández, consideró excesivo equiparar la evasión con delincuencia organizada al grado. El grupo parlamentario de Acción Nacional votará en contra de este dictamen porque estamos en favor de los derechos de los contribuyentes, reprochó. Sin embargo, la medida responde al grado de evasión fiscal que se ha registrado en el último lustro: 354 mil millones de pesos, producto de facuras falsas que emitidas por más de ocho mil empresas. Incluso, el procurador fiscal Carlos Romero explicó a El Heraldo de México que se revisan redes de hasta 300 empresas coludidas en la emisión de facturas falsas.

Ricardo Monreal, líder de la bancada de Morena, reiteró que el endurecimiento de medidas no es terrorismo fiscal, pues no está orientado a los contribuyentes cumplidos.

Nosotros en Morena respetamos a todos los empresarios de buena fe, que es más de 90 por ciento que coopera honestamente con el fisco, expuso. Sostuvo que no se sanciona al contribuyente que cumple con sus obligaciones fiscales ni a los que por descuido deja de entregar contribuciones o a quien por su contador declaró datos incorrectos.

El senador Alejandro Armenta, autor de la iniciativa, afirmó que desde el Senado se vigilará que no existan persecuciones políticas ni terrorismo fiscal y el SAT se encargará de realizar auditorías y determinar la posible existencia de hechos delictivos.

POR ARCELIA MAYA

lctl

¿Te gustó este contenido?