Anaya debe encabezar al Frente

José Rosas Aispuro considera que MC y PRD pueden tener candidaturas para la CDMX, Cámara de Diputados y Senado

Foto Pablo Salazar
Foto Pablo Salazar

Para el gobernador aliancista de Durango, José Rosas Aispuro, al PAN le corresponde encabezar la candidatura presidencial del Frente Ciudadano por México, rumbo a las elecciones del 1 de julio de 2018, y Ricardo Anaya es quien debe abanderar la alianza.

De acuerdo con el porcentaje de votación que históricamente ha tenido, indudablemente el PAN es el partido que debe encabezar la candidatura a la Presidencia de la República, y el PRD debe encabezar la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, dijo el mandatario estatal a El Heraldo de México.

El panista añadió que no son las únicas dos candidaturas, pues también se renueva el Congreso de la Unión, y en las nominaciones para diputados y senadores es donde estará la posibilidad de mantenerse juntos y lograr el objetivo de ser gobierno. De lo contrario, si cada quien juega por su lado, las cosas serán mucho más difíciles.

LEE:Condicionan el PAN y MC al Frente

De esa manera se sumó a las voces que señalan que Acción Nacional debe encabezar el Frente, en medio del debate para definir el método con el que elegirán al candidato presidencial y a una semana de que venza el plazo para registrar la coalición ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Rosas Aispuro, quien ganó las alecciones de Durango en 2016 tras ser postulado por el PAN, PRD, PT y Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano), dijo que Miguel Ángel Mancera se encuentra bien posicionado, pero sólo en la Ciudad de México; en el resto del país, el líder nacional del PAN es la opción, quien se encuentra en los primeros lugares en las encuestas.

Señaló que, indudablemente, hay varias encuestas que le dan una competitividad tal, que está en algunos casos en primer lugar, en otros aparece muy cercano a otros partidos. Una vez que le pongamos nombres a los candidatos, el Frente será mucho más competitivo; en este momento es el que tiene más posibilidades de ganar la elección como tal si se logra la unidad.

Para quienes dicen que una alianza PAN-PRD es imposible, que no funciona, dijo que las cosas, cuando se pactan, cuando se dialogan, se puede avanzar mucho, y puso como ejemplo el caso de Durango:

No hemos tenido problema, ni con los servidores públicos que vienen del PRD ni con los legisladores del PRD; hemos trabajado en total armonía, respetando los acuerdos, hay temas que, en su momento se dijeron, no comparte el PAN, no comparte el PRD, y esos quedan libres.

Foto Pablo Salazar

AVALA SEGURIDAD INTERIOR

De la Ley de Seguridad Exterior, que aprobó la Cámara de Diputados y que se discutirá en el Senado para avalarla o regresarla a la cámara de origen, dijo que garantiza la presencia del Ejército y de la Marina el orden y suple, en algunos casos, hay que reconocerlo, las debilidades institucionales que se tienen en cuanto a las policías estatales y municipales, es un problema que venimos arrastrando de tiempo atrás, de bajos salarios, a lo mejor en muchos casos no se tiene ni la capacitación y eso ha hecho que sean más vulnerables a las corporaciones.

Agregó que, si el Ejército no estuviera en las calles, la situación de inseguridad podría ser mucho más crítica. No quiere decir que estemos satisfechos con los resultados, pero sin las fuerzas federales sería más difícil contener la situación.

Consideró que se ha tergiversado el espíritu de la ley en el tema de derechos humanos, pues el respeto a las garantías individuales no está a discusión, todos estamos obligados a respetarlos.

Puso como un caso exitoso de la intervención militar la creación del primer mando especial en la zona de La Laguna, donde convergen municipios de Durango y Coahuila; ahí, los mandos son del Ejército y se ha logrado de manera efectiva reducir la delincuencia.

Era la zona más insegura del país y hoy es de las más seguras de México y por qué, porque el Ejército ha participado. No quiere decir que se le ha dejado toda la responsabilidad, pero ha habido coordinación entre policías estatales y municipales.

En 2013, esa zona llegó a un punto crítico, luego de que en al menos dos municipios despidieron a todos los policías por sus probables nexos con el crimen; en su lugar, entró la milicia, que ha mantenido el control de la región.

Si les preguntan a los habitantes de esa región, a los empresarios, qué opinan de que se salga el Ejército, estarían en descuerdo con esa medida; yo lo vivo de manera directa en ese sentido, concluyó.

Análisis: El Frente, un muerto viviente

 

 

Por Heraldo Redacción

¿Te gustó este contenido?