AMLO: a nosotros que nos ganen en las urnas

Desde antes de las elecciones de 2006, Andrés Manuel López Obrador inició su trayecto rumbo a Los Pinos. Ayer se registró para su tercer intento

Foto Pablo Salazar
Foto Pablo Salazar

Andrés Manuel López Obrador, con al menos 13 años en franca campaña, recorriendo el país, llega a su tercer intento por ganar la Presidencia de la República.

La tercera es la vencida, ha expresado. De no ganar, lo que seguiría es su retiro de la política a Palenque, Chiapas, donde tiene una quinta llamada La Chingada.

Pero a diferencia de 2006 y 2012, ahora el tabasqueño va tras la Presidencia sin el PRD, partido que fundó y dirigió. Ahora, los dirigentes perredistas le compiten, pues entregaron su capital político al PAN, partido de derecha, para ir en coalición.

En su deseo de dormir y despachar en Palacio Nacional, Morena sólo hará alianza con el Partido del Trabajo. Y otra vez, las mediciones ponen a AMLO como favorito en las preferencias electorales.

López Obrador ya dio -al menos- cinco vueltas al país. Conoce los 2 mil 446 municipios y las 16 delegaciones de la capital y corrido en terracería se alista para una nueva campaña con la misma narrativa.

LEE: AMLO va a elección por tercera vez

Su frase: … que nos ganen en las urnas, parece tener vigencia; aunque haya sido pronunciada el 17 de junio de 2004, siendo jefe de Gobierno y retó a la mafia del poder a que le ganen a la buena.

Marzo de 2004 parece ser el inicio más tangible de esta campaña, cuando reunió a 120 mil personas en el Zócalo capitalino para defenderse de los escándalos de corrupción que pegaron a su gobierno.

O como sucedió en 2000, cuando ganó la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, y en las dos últimas campañas presidenciales, López Obrador trae un proyecto que ahora contempla una decena de puntos.

La diferencia es que esta vez tuvo a un grupo de personajes externos e internos como Esteban Moctezuma Barragán, director de la Fundación TV Azteca o el empresario regiomontano Alfonso Romo.

Las principales promesas del ex jefe de Gobierno capitalino son las de acabar con la corrupción, disminuir el gasto del gobierno, buscar la pacificación del país con medidas polémicas como el perdón a grupos criminales.

Hoy, como hace una década, López Obrador tiene los mismos postulados. El 30 de agosto de 2004, en el Zócalo, ante casi 300 mil personas que intentaban detener el proceso de desafuero, presentó su primer Proyecto Alternativo de Nación, muy similar al actual. Algunos de sus actuales compromisos coinciden con los presentados hace 13 años: rescate al campo; programa de vivienda y construcción.

En aquel entonces prometía elevar a rango de ley la pensión universal, ahora buscará duplicarla y extenderla a personas en pobreza y con discapacidad. De garantizar la educación pública gratuita, ahora buscará derogar la Reforma Educativa.

De combatir la delincuencia con la lucha contra la pobreza, desempleo y desintegración familiar, el aspirante presidencial pasó a proponer la creación de la Secretaría de Seguridad Pública y posible amnistía a infractores. Ayer ya no les llamó narcotraficantes o delincuentes.

 

Por Manuel Durán y Francisco Nieto

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísCuestan no condenados  3,475 mdp cada año

Cuestan no condenados 3,475 mdp cada año