Al año mueren 15 personas en el país por golpe de calor

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende un promedio de mil 200 casos de golpe de calor por año

golpe-de-calor
El golpe de calor puede causar trastornos permanentes en ciertos órganos. Foto: Especial.

Cada año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende un promedio de mil 200 casos de golpe de calor, de los cuales, 15 pacientes pierden la vida, aseguró Tatiana Van Der Heyden Pardo.

La especialista en Pediatría y Obstetricia, adscrita a la Jefatura de Prestaciones Médicas de la Delegación Oriente del IMSS en el Estado de México explicó que aunque el riesgo es menor al 1.25 por ciento, cualquier persona puede enfrentar los síntomas; aunque los afectados de manera más frecuente son los niños y ancianos.

En tanto, la insolación provoca la muerte de más del 10 por ciento de las personas tratadas.

Destacó que, entre quienes sobreviven, el golpe de calor puede causar trastornos permanentes en ciertos órganos, como el hígado.

En esta temporada de calor aumentan los riesgos para la salud, así como los efectos asociados a la exposición a temperaturas ambientales extremas.

La especialista explicó que los casos que ponen en peligro la vida, pueden ser las personas que están bajo el rayo del sol realizando alguna labor.

Los síntomas en estos casos, que podrían catalogarse como clásicos, son elevación térmica notoria, generalmente por encima de los 40 grados; existen alteraciones de la conciencia como somnolencia, convulsiones, estupor o coma; la falta de sudoración es común, pero en algunos casos existe transpiración profusa.

El aumento de la frecuencia cardiaca y el incremento de la profundidad de la respiración es un hallazgo frecuente, además los pacientes pueden presentar en los casos más serios lesión en los riñones, corazón, hígado y pulmones, señaló la doctora Van Der Heyden.

También se pueden dar casos de golpe de calor, por realizar ejercicio físico con síntomas limitados como calambres y ligero malestar; pero en algunas ocasiones, se desarrollan síntomas similares a los más graves como somnolencia, cansancio, náuseas, vómitos y zumbido de oídos.

Explicó que en caso de detectar de que una persona presenta los síntomas, esta deberá colocarse en posición semi sentada, con la cabeza levantada para favorecer la respiración; aligerarla de ropa para bajar la temperatura corporal; procurar ventilación natural o artificial y utilizar compresas de agua fría en la frente, la nuca, y cuello.

En caso de realizar actividades al aire libre, que pudieran generar primero insolación y posteriormente algún golpe de calor, se debe cubrir la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros o gorros y gafas de sol, lo que previene además alguna quemadura.

Además se deberá tomar agua y bebidas hidratantes de manera constante y evitar comidas de difícil digestión; té, café, refrescos con gas y aquellos que contengan alcohol, ya que pudiera provocar deshidratación.

Van Der Heyden Pardo, precisó que algunas personas mueren, varias semanas después del episodio agudo inicial, debido a complicaciones tales como la insuficiencia renal o cardíaca.

Recomendó a las personas con que presenten los síntomas descritos, acercarse a urgencias de las unidades de la Delegación del IMSS en México Oriente para ser atendido.

Por: Leticia Ríos

iorm

¿Te gustó este contenido?