Advierte desfonde del PRD

Dice que el sol azteca está pagando las consecuencias del abandono de los ideales que le dieron origen

FOTO: Nayeli Cruz

Lo acusan de ser el orquestador de un intento de boicot en el PRD. Acepta que ha trabajado acuerdos con tribus del sol azteca y maquila un desfonde de este partido. Insiste en que los perredistas cavaron su propia tumba al abandonar sus propios ideales.

René Bejarano, quien por años moviera los hilos de los amarillos y ahora trabaja con el morenista Andrés Manuel López Obrador, afirma que ha tendido puentes con distintos partidos para apuntalar el proyecto en el que trabaja.

 

Desde septiembre de 2017 hasta la fecha he acordado el apoyo para AMLO con dirigentes y candidatas del PRI, PAN, PVEM, Panal, Humanista y el PRD.

En el caso específico del sol azteca los acuerdos se han hecho con dirigentes y candidatos pertenecientes a Nueva Izquierda, Alianza Democrática Nacional, Izquierda Democrática Nacional y Foro Nuevo Sol entre otras corrientes.

Está padeciendo las consecuencias de su fallida línea política y de sus incongruentes alianzas y se evidencia cada vez con más y más defecciones, sostiene en entrevista con El Heraldo de México.

Ante esta situación, Bejarano advierte que pueden darse más deserciones antes y después del 1 de julio. Es muy probable que más perredistas se sumen al proyecto del cambio verdadero. Ahora hay receptividad para ello.

 

Llamo a la militancia perredista sincera a que antes y después del primero de julio se sume al cambio que vivirá el país. Que superen su relación con una organización política cada vez menos útil para que haya democracia, menciona.

Confiado en la victoria de Andrés Manuel, resalta que se abrirán nuevos retos para la izquierda mexicana que entrará en una fase de transformación acelerada.

Destaca que el sol azteca se ha mermado en diversas entidades del país, incluso hasta perdió, por lo que lo califica como un cascarón.

A nivel nacional podrá conservar su registro pero con el arribo al gobierno de AMLO, la fuga de militantes y la pérdida de simpatías se agudizará y si compite solo en 2021 tendrá muchas dificultades para conservar su registro, advierte.

 

FOTO: Nayeli Cruz

Bejarano augura que el primero de julio en las entidades donde tradicionalmente el PRD tenía fuerza una parte importante de la militancia perredista vote por AMLO. Esto podría ocurrir en Guerrero, Morelos, Tabasco, la Ciudad de México, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Puebla y el Estado de México, según sus cálculos.

Por otro lado, el también dirigente nacional de la organización Movimiento Nacional por la Esperanza enlista las principales fallas que llevaron al PRD al escenario actual y que, desde su perspectiva, no es nada alentador.

En el interior de la cúpula del PRD ya saben que van a perder y no creen los discursos triunfalistas ni de Barrales ni de Anaya. Incluso hay preocupación por la suerte de plurinominales que no creen que pudieran ser electos. El PRD está pagando las consecuencias del abandono de los ideales que le dieron origen.

 

Diluyó su perfil y dejó el espacio de la izquierda para que lo ocupara Morena, quien capitalizó el desgaste de los últimos 30 años de gobiernos del PAN y del PRI, de ahí su crecimiento actual, recalca.

Señala que la campaña de la coalición Por México al Frente estuvo mal diseñada, porque no tuvo credibilidad ni perspectivas; resalta que el actual dirigente Manuel Granados no hace la labor necesaria.

Es probable que el PRD obtenga la votación más baja de su historia. Granados administra al partido, es un encargado del despacho, quienes realmente lo dirigen son las corrientes, remata.

Por Samuel Ocampo y Carlos Navarro

Notas relacionadas

Hubo un error al cargar las notas.