A un mes del asesinato de Javier Valdez, sin avances

El asesinato de Javier Valdez impactó al gremio periodístico mexicano como no se había visto en tres décadas, la sociedad y el gremio reclama justicia.

Manifestación en contra del asesinato de Javier Valdez, en Monterrey; @AFP
Manifestación en contra del asesinato de Javier Valdez, en Monterrey; @AFP


En medio de reclamos de justicia, comunicadores y activistas recuerdan al periodista Javier Valdez este jueves al cumplirse un mes de su asesinato y sin que se conozcan avances de las investigaciones para castigar a los responsables.


El brutal asesinato de Javier Valdez, de 50 años, especialista en asuntos de narcotráfico reconocido internacionalmente, ha impactado al gremio periodístico mexicano como no se había visto en tres décadas, pese a que desde el año 2000 cuentan a más de un centenar de colegas asesinados.

El crimen desató condenas de gobiernos extranjeros, fue el detonante para que la mayoría de medios mexicanos se unieran en un inédito pronunciamiento reclamando justicia y fue la primera vez que un presidente se expresó de manera directa sobre el asesinato de un comunicador en México, el tercer país más peligroso para ejercer el periodismo según Reporteros sin Fronteras.


El presidente Enrique Peña Nieto lamentó la pérdida de Valdez, se comprometió a castigar a los responsables y celebró una reunión pública con gobernadores en la que ofreció hacer justicia e implementar medidas de seguridad para los periodistas.

Antes de Valdez, fundador del semanario Ríodoce en su natal Culiacán, corresponsal del diario La Jornada y colaborador de AFP, otros cuatro periodistas fueron asesinados este año: Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach y Maximino Rodríguez.

Ha pasado un mes y el crimen sigue sin esclarecerse. Ni a sus familiares más cercanos les han informado de avance alguno. La fiscalía especializada en delitos contra los periodistas declinó responder a las solicitudes de información de la AFP.

Hay evidencias, hay pistas, se limitó a comentar a radio Fórmula el miércoles Ricardo Sánchez, titular de esa fiscalía, al alegar que tiene la responsabilidad de mantener la reserva.

 


Justicia a cualquier precio
sobre asesinatos de periodistas en México

 

La Procuraduría General de la República anunció el martes 13 de junio recompensas por un millón y medio de pesos a quien proporcione información para encontrar a los responsables del asesinato de Valdez y de otros cuatro comunicadores.

El semanario Ríodoce, donde Valdez escribió sobre las pugnas internas por el liderazgo del cartel de Sinaloa tras la captura y extradición a Estados Unidos del capo Joaquín El Chapo Guzmán en enero, ha señalado que el crimen puede estar ligado a esos trabajos.

Pero las autoridades evitan señalar si sospechan de grupos criminales e incluso una de las primeras hipótesis fue que Valdez, quien recibió 12 balazos, se resistió a que le robaran su camioneta a plena luz del día, muy cerca de las oficinas de Ríodoce. Periodistas y activistas se movilizarán este jueves en memoria de Valdez, quien era muy querido en el gremio por su carácter abierto, su humor negro y su solidaridad con los colegas.


Los periodistas asesinados este 2017

Cecilio Pineda

Asesinado el 2 de marzo por un grupo armado mientras descansaba en una hamaca de un lavadero de autos cerca de su casa, en Tierra Caliente, una violenta subregión del estado de Guerrero (sur).

Pineda, que había denunciado amenazas en redes sociales y logró eludir un ataque en 2015, cubría información policíaca y era director del periódico regional La Voz. El fiscal general de Guerrero, Javier Olea, declinó dar avances sobre la investigación del crimen de Pineda argumentando que esto podría entorpecer las indagatorias.

Ricardo Monlui

Asesinado a tiros el 19 de marzo cuando salía acompañado de su esposa y su hijo de un restaurante del estado de Veracruz, considerado por organismos internacionales como el más peligroso del país para ejercer el periodismo.

Monlui era director del diario El Político y también autor de una columna sobre temas relacionados con política regional. El fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, se negó a dar información sobre el caso.

A raíz de varias denuncias de periodistas locales, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas investiga a Winckler por supuestamente negarse a dar información en general a los reporteros.

Miroslava Breach

Su cadáver fue hallado el 23 de marzo con múltiples impactos de bala en la cabeza, al interior de un vehículo en Chihuahua, capital del estado. Reportera de los diarios La Jornada y el Norte de Juárez, tenía más de 20 años dedicada a investigar sobre crimen organizado, narcotráfico y casos de corrupción en el gobierno de Chihuahua.

Una de sus últimas coberturas fue la del conflicto armado entre dos líderes de un brazo armado del cártel de Juárez.

El fiscal estatal, Cesar Augusto Peniche, aseguró a la AFP que dio por concluida la investigación sobre el caso.

Están tratando de ubicar al homicida directo, a los colaboradores y a los autores intelectuales que están 100% identificados, además de que existen elementos de prueba contundentes, dijo, al explicar que se trata de un grupo de narcotraficantes que opera en la zona serrana de Chihuahua.

Maximino Rodríguez

Asesinado a balazos el 14 de abril cuando llegaba en su vehículo acompañado de su esposa a una tienda de La Paz, capital del turístico Baja California Sur.

Desde una camioneta, varios individuos abrieron fuego contra el reportero del Colectivo Pericú, especializado en temas policíacos. Su cuerpo sin vida quedó en el interior de su automóvil, mientras su esposa resultó ilesa.

Las autoridades determinaron que el móvil del crimen fue la actividad periodística de Rodríguez y detuvieron a cuatro sospechosos.

Javier Valdez

Asesinado a balazos el 15 de mayo cerca de las instalaciones de Ríodoce, el semanario que fundó en Culiacán, capital del violento estado de Sinaloa, cuna de los grandes narcotraficantes de México.

El cadáver de este colaborador de la AFP y reportero del diario La Jornada quedó tendido en plena calle.

Valdez era un reconocido reportero especializado en crimen organizado y narcotráfico, pero según el fiscal de Sinaloa, Juan José Ríos, no había reportado haber recibido amenazas.

Su última colaboración con la AFP fue precisamente para informar sobre la guerra interna entre varias facciones del cártel de Sinaloa desde la extradición del capo Joaquín El Chapo Guzmán.

A poco de cumplirse un mes de su asesinato, la fiscalía no ha presentado avances considerables o confirmado sospechosos, mientras que el gobernador estatal, Quirino Ordaz Coppel, mantiene mutismo sobre el tema.

@AFP


Pedro Canché, un periodista mexicano encarcelado por un gobernador corrupto

El periodista mexicano Pedro Canché pasó nueve meses en prisión acusado de sabotaje por el gobierno de Quintana Roo de Roberto Borge, hoy preso en Panamá por actos de corrupción, hasta que un amparo federal lo liberó y recibió una disculpa oficial.

Yo soy el preso político del sexenio de Roberto Borge (2011-2016). Un preso no por ideales políticos, sino por hacer un trabajo periodístico, dijo hoy en entrevista con Efe Canché, cuando se cumple un mes de asesinato a sangre fría del reputado periodista Javier Valdez, que conmocionó al país.

 

 

La historia de Canché ejemplifica la corrupción existente y los peligros del periodismo en muchas regiones de México, donde el 53 % de las agresiones contra la prensa en 2016 fueron cometidas por funcionarios de distintos niveles de gobierno, de acuerdo con el más reciente informe de la ONG Artículo 19.

Canché, periodista de la región maya del estado de Quintana Roo, empezó a difundir los excesos de Borge, del oficialista Partido Revolucionario Institucional, como vuelos a París para ver a su amante.

El periodista y activista acusó de dictador e intolerante a Borge luego de un desalojo violento de un plantón en el municipio de mayoría indígena de Felipe Carrillo Puerto en agosto de 2014, quienes denunciaban el incremento súbito del agua.

En aquel momento, el reportero se convirtió en blanco de la ira de Borge: Amigos que trabajan cerca del gobierno me insinúan que me fuera del país, él estaba molestísimo.

El 20 de agosto de 2014, la fiscalía estatal armó un expediente exprés y le acusó de sabotaje, él se escondió y pidió ayuda a Artículo 19 y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Días después, y a pesar de haber obtenido un amparo, es detenido y encarcelado. En ese momento, empezó un viacrucis entre rejas del que todavía no se ha recuperado al completo.

De parte de otros reos, recibió el primer día una brutal paliza tolerada por los guardias. Estuve como tres días inconsciente, tirado, con golpes, dolor, y al final me cambiaron a otra celda.

Así pasó nueve meses, entre humillaciones y pocos alimentos, hasta que un amparo federal lo liberó el 29 de mayo de 2015, desestimando la imputación original.

La CNDH pidió al gobierno de Borge que se disculpara con el comunicador. El pasado 17 de abril, ya con el nuevo gobierno, se atendió la recomendación de la CNDH y se reconoció a Canché como víctima de violación de derechos humanos, ofreciéndole una disculpa pública.

Lo que me pasó a mí es un ejemplo de la corrupción e impunidad que existe en México. Y quienes decidimos denunciar la corrupción, los periodistas, somos quienes ponemos los muertos, lamentó Canché, quien dispone de un botón de pánico (un sistema de alerta), pero no de escoltas, proporcionado por el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. @EFE


Arranca diálogo en México para responder a la violencia contra periodistas

Las mesas de trabajo de la iniciativa Agenda de periodistas iniciaron hoy en la Ciudad de México para analizar y dar una respuesta concreta a la situación de violencia que viven los comunicadores en el país.

En el Edificio de Correos de la capital, periodistas de todo México celebrarán, a lo largo de tres días, seis mesas de discusión, tras lo cual se elaborará un documento que sintetice todas las conclusiones de las jornadas y defina un plan de acción.

A la iniciativa, que surgió en medio de la indignación levantada por el asesinato de Javier Valdez el pasado 15 de mayo, se han sumado más de 50 organizaciones y medios.

Pablo Collada, director de la plataforma Ciudadano Inteligente, dijo en el arranque del evento que esta es una gran oportunidad para que los periodistas puedan sintetizar sus inquietudes, temores y rabia en un texto que sirva para dar un paso hacia delante.

El periodista Guillermo Osorno ofreció un breve mensaje al final del primer día de actividades de la iniciativa Agenda de periodistas, en el Palacio Postal. Foto: Isaac Esquivel /Cuartoscuro.com

Digamos como gremio hacia dónde vamos, con acciones concretas; vamos a pasar de la definición e identificación de un gran problema (…) a cuáles son los objetivos que queremos, la definición de las causas y las acciones que tenemos que tomar, afirmó.

Collada advirtió que probablemente en las mesas surgirán desacuerdos profundos, pero pidió a los comunicadores tener voluntad para seguir avanzando y no atorarse en el trabajo.

La primera mesa de la jornada de hoy está dedicada al riesgo, atención en casos críticos y respuestas inmediatas, y plantea analizar por qué no ha funcionado el sistema de protección de periodistas impulsado por el Gobierno federal, cómo construir un sistema de mapeo de riegos eficaz y cómo garantizar que después de una agresión la respuesta no sea el silencio.

Por otra parte, la segunda mesa, bautizada como alternativas para combatir la impunidad, reflexiona sobre diferentes vías para la participación de actores, nacionales o internacionales, en el esclarecimiento de los casos de violencia contra periodistas y sobre qué acciones a nivel federal se pueden llevar a cabo. @EFE


Datos relacionados:

Valdez vio de frente a homicidas

Amenazan a periodista tras indagar asesinato de Javier Valdez

Siguen las protestas por el asesinato de Valdez


¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso