A tiempo extra negociación de aranceles

Funcionarios de EU y México tuvieron avances, pero no hubo un acuerdo

La primera reunión entre funcionarios mexicanos y estadounidenses se llevó a cabo en la Casa Blanca, en Washington.FOTO: ESPECIAL
La primera reunión entre funcionarios mexicanos y estadounidenses se llevó a cabo en la Casa Blanca, en Washington.FOTO: ESPECIAL

La imposición de un arancel de 5 por ciento —que aumentaría gradualmente— a productos mexicanos sigue en suspenso, luego de que una delegación mexicana y funcionarios de Estados Unidos no lograran un acuerdo para evitar esta medida.

No es suficiente, escribió el presidente Donald Trump en su cuenta de Twitter, luego de la reunión entre ambas delegaciones y en la que él no participó. Sin embargo reconoció que hubo un avance, aunque no se haya logrado un acuerdo.

Las pláticas con México se reanudarán mañana (hoy), en el entendido de que si no se llega a un acuerdo, los aranceles de 5 por ciento comenzarán el lunes, con el incremento programado, sostuvo Trump.

La discusión entre la delegación mexicana, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, y la estadounidense, encabezada por el vicepresidente Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, se centró en el tema migratorio, que causó la reacción del presidente Trump de imponer un arancel.

El diálogo se centró en las herramientas de migración y lo que México está haciendo o propone a EU, Nuestra preocupación por la situación en Centroamérica, por lo que es difícil evaluar la posición del vicepresidente, respecto a los aranceles, dijo Ebrard.

En el tema migratorio, el presidente Trump reconoció los esfuerzos mexicanos, pero los consideró insuficientes para frenar su amenaza de imponer el arancel y culpó a México y a los demócratas por intentar frenar el muro en la frontera.

No era de esperarse que en una reunión de dos horas te pongas por completo de acuerdo. Acordamos que el día de mañana (hoy), vamos a seguir con las conversaciones, porque se plantearon varios asuntos que deben ser estudiados, dijo.

El canciller reconoció que coincidieron en que los flujos migratorios van en aumento.

El punto de partida es que ambas partes reconocemos que la situación actual no se puede mantener como está. Porque se dio el reporte, ahí de números y, efectivamente, los flujos están creciendo demasiado, expuso.

Reveló que lo que está buscando el gobierno de EU son medidas que tengan efecto de corto plazo, o plazo inmediato.

Ebrard Casaubón reconoció de manera parcial la posición del gobierno estadounidense: Hay que tomar medidas, no sólo en lo inmediato y no sólo punitivas, para que esto tenga una solución posible, es un entendimiento más amplio.

De no llegar a un acuerdo, el funcionario afirmó que se buscarán nuevas negociaciones para evitar un mayor impacto en los consumidores: Tenemos que agotar la ronda que tenemos, procurando que no haya un efecto económico la próxima semana.

A su regreso, tanto Ebrard como la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y la embajadora de México en EU, Alicia Bárcena, deberán comparecer en el Senado, para explicar las negociaciones.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos y el Consejo Coordinador Empresarial firmaron una alianza para abordar los desafíos migratorios en la frontera, al tiempo que rechazaron la imposición de aranceles.

Los organismos ayudarán a ambos gobiernos a diseñar soluciones que mitiguen la escalada de la crisis migratoria.

La imposición de aranceles a México no ataca las causas fundamentales de la migración y pone en peligro nuestros intereses económicos compartidos, aseguraron.

Por Paris Salazar y Fernando Franco 

¿Te gustó este contenido?