Turismo radiactivo en Chernobyl

Luego de 33 años de la explosión, se han creado tours para que la gente vea los estragos de la catástrofe

El 26 de abril de 1986 se realizó una prueba de seguridad en cuatro de los ocho reactores de Chernobyl para comprobar si eran seguros. FOTO: ESPECIAL
El 26 de abril de 1986 se realizó una prueba de seguridad en cuatro de los ocho reactores de Chernobyl para comprobar si eran seguros. FOTO: ESPECIAL

El pueblo ucraniano de Priyat, el más afectado por la explosión –hace 33 años– de la planta nuclear de Chernobyl, actualmente es uno de los puntos de referencia para el turismo de riesgo y es el tema de una miniserie en HBO, donde se platica aquella tragedia.

Con ocho km², Pripyat se volvió después del accidente nuclear en una ciudad fantasma, un lugar imposible de habitar en, al menos, tres mil años.

El 26 de abril de 1986 se realizó una prueba de seguridad en cuatro de los ocho reactores de Chernobyl para comprobar si eran seguros. ¡No lo eran!

Los errores humanos y mal diseño causaron el mayor accidente nuclear de la historia europea y quizá del mundo.

Una superficie equivalente a la alcaldía de Milpa Alta (286,2 km²) quedó rápidamente contaminada, miles de personas fueron evacuadas, otras más fallecieron o quedaron enfermas para siempre.

De acuerdo con el sitio ibérico El Español, la zona de exclusión de 30 km alrededor de Prypiat, la ciudad que estaba a sólo tres kilómetros del fatídico reactor número 4, quedó en calidad de inhabitable.

Pero la expectativa que Prypiat ejerce en algunos y la posibilidad de visitarlo, tras firmar un documento de descargo de responsabilidades, ha hecho que en los últimos cuatro años el número de turistas haya pasado de ocho mil a 70 mil.

El sitio chernobylwel.com ofrece un paquete de dos días por 297 euros que cubre: equipo súper seguro, conocer a las abuelitas de Chernobyl, siete controles dosimétricos, 40 paradas soviéticas increíbles, 200 edificios abandonados y 500 fotografías fascinantes.

La mitad de los turistas son extranjeros que aprovechan su viaje a Kiev para pasar un par de días o incluso viajar en un crucero fluvial por los alrededores de la zona de exclusión.

Así, donde se acumuló la radiación equivalente a 500 Hiroshimas, hoy se puede ver a turistas tomándose fotos que no necesitarán filtro para impresionar en las redes sociales.

No hay ningún peligro de radiación pero, por si acaso, ¡no vengan con pantalón corto!. Es el consejo que recibe el visitante a la Zona de Exclusión de Chernobyl, a 150 kilómetros de Kiev.

El turista sólo puede permanecer 10 minutos. Estamos a 200 metros del reactor 4 y las agujas de los contadores Geiger se vuelven locas. Esos 10 minutos equivalen, en radiación, a un viaje en avión París-Nueva York, aseguran las autoridades, de acuerdo con un reportaje del diario El Mundo.

Personas que han vivido la experiencia de visitar por Prypiat aseguran que es mejor caminar por sitios asfaltados, no pasar demasiado tiempo en las zonas descampadas y, sobre todo, no comer ni beber agua, aunque se haya llevado de fuera.

Una ucraniana que vive en Alemania desde que era adolescente, ha visitado Prypiat en muchas ocasiones.

Aseguró a El Español que en sus viajes ha visto cosas insólitas, como familias con niños visitando el fantasmagórico parque de atracciones de Prypiat, o gente que se empeña en pasar la noche en los edificios que la gente abandonó en cuestión de horas aquella terrible noche.

Diez años trabajaron para completar la construcción del sarcófago en Chernobyl que contiene la emisión radioactiva del reactor averiado y que tuvo un costo que dos mil 100 millones de euros.

Tras cerrarse la cubierta de acero y cemento, de más de 100 metros de alto, Chernobyl es un poco más seguro… y ahora mucho más turístico.

El reactor de gran potencia de tipo canal tenía como finalidad la fabricación de plutonio para hacer bombas atómicas; la producción de electricidad era una función secundaria.

Durante las pruebas de seguridad se desconectó adrede el mecanismo de parada automática, y cuando los técnicos intentaron insertar manualmente más barras de control fue demasiado tarde y en poco tiempo apareció el temible curio.

Por Israel López Gutiérrez

¿Te gustó este contenido?