Trump, en la mira de la ola rosa

El presidente invitó a demócratas a trabajar de manera conjunta, pero el congreso tendrá a 120 mujeres

Nancy Pelosi volverá a convertirse en una de las demócratas más poderosas en contra del gobierno de Trump. REUTERS/Mike Theiler
Nancy Pelosi volverá a convertirse en una de las demócratas más poderosas en contra del gobierno de Trump. REUTERS/Mike Theiler

WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tendió ayer la mano a los demócratas para trabajar en conjunto, pero ahora su gobierno debe enfrentar a la llamada ola rosa de al menos 120 mujeres, electas el pasado martes como representantes y senadoras en el Congreso.

El Presidente felicitó a los demócratas por su resultado y les ofreció trabajar de forma conjunta en el Capitolio para aprobar medidas como un millonario plan de inversión en la renovación de las infraestructuras nacionales.

En el mismo mensaje, Trump celebró que los republicanos retuvieron el control del Senado y al mismo tiempo amenazó a los demócratas, que consiguieron en dominio de la Cámara de Representantes, con represalias en caso de que inicien investigaciones contra su gobierno.

El mandatario dio también su apoyo a la líder demócrata Nancy Pelosi al decir que debería ser la presidenta de la Cámara de Representantes.

Por su parte, Pelosi advirtió que su partido se mantendrá firme al lograr el dominio de la Cámara baja, pero buscará puntos de acuerdo con el presidente Trump.

La líder demócrata aseguró que la victoria de su partido en las elecciones legislativas se trató de una votación para restaurar la salud, de la democracia de EU y para defender el derecho a la sanidad.

La elección de ayer (martes ) fue una votación para restaurar la salud de nuestra democracia, aseguró en una rueda de prensa la líder demócrata, quien a partir de enero será la presidenta de la Cámara baja estadounidense.

Los resultados aún están llegando, pero ya se sabe que al menos 120 mujeres fueron electas, un récord de 98 para la Cámara de Representantes y 22 en el Senado, dijo el Centro para la Mujer Estadounidense y la Política de la Universidad de Rutgers (CAWP).

El récord anterior en la Cámara era de 85 mujeres. Esta elección representa un alza en la representación femenina de al menos 23%, aunque Estados Unidos sigue teniendo muchas menos mujeres en el legislativo que la mayoría de los países del mundo desarrollado.

Hasta el cierre de esta edición, 222 curules han ganado los demócratas en la Cámara baja, por 196 de los republicanos de 435 posibles.

Mientras, el Senado se encuentra 46 escaños para los demócratas, por 51 de los republicanos de 100 posibles.

En al elección de gobernadores 23 son demócratas por 26 republicanos, de acuerdo con The New York Times.

 

Las más destacadas

 

Las mujeres, muy críticas con Trump, han impulsado principalmente el avance electoral de los demócratas, que consiguieron recuperar el control de la Cámara de los Representantes.

La neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata latina y de 29 años, se convirtió en la congresista más joven de la historia de Estados Unidos, es un claro símbolo de ese avance, aunque no ha sido la única mujer e hispana en acceder al Capitolio.

Verónica Escobar y Sylvia García comparten el honor de ser las primeras hispanas en representar a Texas en el Congreso, mientras que Debbie Murcasel-Powell, de origen ecuatoriano, dio una de las grandes sorpresas al imponerse a su rival en Florida con más del 50 por ciento de los votos.

Otras mujeres destacadas que han llegado por primera vez a la Cámara baja tienen ascendencia africana, son indígenas o pertenecen a la comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales).

Ilhan Omar, nacida en Somalia en 1981, y Rashida Tlaib, hija de inmigrantes palestinos, serán las primeras musulmanas en el Congreso.

En enero dos indígenas se sentarán por primera vez en la Cámara de Representantes: Deb Haaland (Nuevo México) y Sharice Davids, que será además la primera persona abiertamente LGTB de Kansas en el Congreso.

 

Insite en el muro

 

Trump subrayó que quiere que se construya el muro completo en la frontera con México y no sólo partes, al comentar los resultados de las elecciones legislativas del pasado martes en las que su partido perdió el la Cámara de Representantes.

Necesitamos el dinero para construir el muro, el muro completo, no partes de él, dijo Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca, al ser preguntado por el obstáculo que supone que los demócratas dominen ahora una de las dos cámaras del Congreso y puedan bloquear sus iniciativas.

Hasta ahora, los demócratas han criticado y tratado de frenar el plan de Trump de ampliar y reforzar el muro en la frontera sur de EU, una de sus principales y controvertidas promesas electorales de 2016 y como parte de su discurso de mano dura contra la inmigración.

 

EFE, AFP, AP Y REUTERS

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeEl terrorismo es para nosotros el problema más grande. Foto: Especial

Seguridad prioridad para la UE