Trudeau desata debate Star Wars/Star Trek por usar calcetines de Chewbacca

Justin Trudeau, primer ministro canadiense, fue fotografiado usando un par de calcetines con el rostro de Chewbacca lo que causó controversia entre fans

FOTO REUTERS
FOTO REUTERS

Los calcetines de Justin Trudeau provocaron una desenfadada competencia en Twitter entre las estrellas de las franquicias Star Wars y Star Trek, luego de que el primer ministro canadiense fuera fotografiado usando un par con el rostro de Chewbacca esta semana en reuniones en Nueva York.

El actor de Star Wars Mark Hamill celebró la aparición de su compañero Wookie de aventuras en las medias de Trudeau, diciendo en Twitter que era otra razón por la que le gustaba el primer ministro.

Hamill bromeó que Trudeau también usa ropa interior de Star Wars, diciendo que Además, sé por buena fuente exactamente qué estaba usando BAJO su traje junto a una fotografía de ropa interior con la imagen de su personaje Luke Skywalker.

Pero el actor canadiense William Shatner, quien protagonizó la franquicia rival Star Trek, insinuó que sus sentimientos se vieron heridos por la elección de las medias, publicando un emoji llorando con el mensaje @JustinTrudeau ¿pensé que éramos amigos? ¿Medias de Chewbacca?.

Trudeau es un conocido fan de La Guerra de las Galaxias. Se vistió como el aventurero Han Solo -y su esposa Sophie Gregoire Trudeau como la princesa Leia- en una fiesta de Halloween del 2015 con sus hijos.

La oficina del primer ministro declinó comentar sobre si los calcetines de Trudeau habían causado tirantez entre los fans de ambas franquicias, o qué tipo de ropa interior usa.

El Pulso de la Red. Presencia de Justin Trudeau en las redes

La afición de Trudeau de usar medias originales en varias ocasiones, como las que celebraban el orgullo gay, la OTAN y el festival islámico del Eid, ha ganado tanto atención como desdén.

Una historia del diario New York Times en junio especuló que la diplomacia de las medias simbolizaba el rechazo del primer ministro a verse limitado por costumbres anticuadas. 

POR REUTERS

¿Te gustó este contenido?