Tenemos asesinos en el poder

La líder opositora dijo que México no puede ser neutral al "genocidio" en Venezuela

La opositora María Corina Machado aún aspira a ser la primera mujer presidenta de Venezuela.FOTO: REUTERS
La opositora María Corina Machado aún aspira a ser la primera mujer presidenta de Venezuela.FOTO: REUTERS

La posición de María Corina Machado, dirigente opositora venezolana del movimiento Vente Venezuela, siempre ha sido clara: en Venezuela se vive una dictadura desde hace por lo menos una década. Hoy, con la crisis en su punto más crítico, pregunta a la comunidad internacional, ¿cuántos muertos tiene que haber en Venezuela para que el mundo reaccione?.

Esto hay que pararlo. Son asesinos, delincuentes en el poder. Esto hay que detenerlo, comentó en entrevista exclusiva con El Heraldo de México desde Caracas, al referirse a la situación del país, sumido en la peor hiperinflación y desabastecimiento de su historia, además de estar viviendo en la última semana la decadencia de su sistema eléctrico.

La pregunta de Machado también se extiende al gobierno mexicano y su sociedad. Perfectamente conocedora de la Doctrina Estrada que rige la política exterior mexicana, sostiene que el caso de Venezuela se trata de un genocidio o la salvación de una nación.

Entendemos lo que ha significado la Doctrina Estrada, y la posición de México de mantener siempre en una situación privilegiada la no intervención. Ahora, evidentemente esto no se trata de un tema ideológico, no se trata de izquierda o derecha, esto es un tema entre la justicia y el crimen organizado mundial. Se trata de atender una situación de genocidio o de salvación de una nación. Frente a esto se puede existir punto medio ni neutralidad, expuso.

Machado, quien en 2010 fue electa como diputada a la Asamblea Nacional venezolana para el periodo 2010- 2015, es de la idea de que la salida de la dictadura de Nicolás Maduro pasa por la cooperación internacional, lo cual no llama una invasión extranjera, sino todo lo contrario. Este proceso lo lideramos los venezolanos, pero este proceso se trata de rescatar nuestra soberanía.

Argumenta que la intervención en Venezuela ya se dio, con la presencia de grupos paramilitares como las guerrillas colombianas del ELN (Ejército de Liberación Nacional), las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), además de la infiltración de más de 30 mil agentes cubanos en Venezuela.

Aquí están operando a sus anchas el contrabando de armas, el contrabando de minerales, el contrabando de combustible. Venezuela es hoy el Huub del crimen organizado mundial, y desde aquí pretenden expandir este modelo a otros países de la región. La invasión ya existe. Nosotros no estamos pidiendo una invasión, estamos pidiendo que el mundo democrático asuma el principio de responsabilidad de proteger (lo) que está establecido en las Naciones Unidas, para evitar un genocidio que ya no es silencioso.

Y eso implica el acompañamiento con fuerzas de seguridad de una coalición amplia mundial en una misión de paz que tenga como propósito, no solamente hacer medicinas y alimentos a los más necesitados, sino también un proceso de librarnos de estos grupos paramilitares y obviamente apoyar en la reconstrucción del país, explicó la dirigente.

Con ese contexto se dirige a los mexicanos: El llamado a los mexicanos es entender la amenaza que esto representa incluso para la estabilidad de su propia nación. Porque esto es un proyecto que tiene ambición expansionista, alerta.

María Corina Machado fue una de las primeras venezolanas en llamar a Hugo Chávez dictador, hoy lo repite con quien continúa su legado, Nicolás Maduro. Pero va más allá, Venezuela pasó, según sus palabras, de dictadura a Estado criminal, más complejo aún de desarticular.

Y en eso sigue trabajando desde Caracas. No oculta su aspiración de ser la primera Presidenta, pero hoy la ruta está clara. Nuestra prioridad es proteger, defender a Juan Guaidó, nuestro presidente legítimo, para lograr el quiebre de la tiranía.

 

Por Ender Marcano

oos

¿Te gustó este contenido?