Temer desestima grabación en su contra

El presidente de Brasil asegura que un audio que lo inculpa de recibir sobornos por parte de un empresario está adulterado

FOTO AFP. El presidente Michel Temer pidió suspender la investigación en su contra
FOTO AFP. El presidente Michel Temer pidió suspender la investigación en su contra

El presidente brasileño Michel Temer insinuó el sábado que una grabación clandestina de audio en la que presuntamente aprueba un pago de dinero a un exlegislador para comprar su silencio estaba adulterada.

En momentos que muchos brasileños se están anticipando ya a la posibilidad de buscar un nuevo gobierno después de dos días de denuncias de corrupción, Temer dijo que el gobierno peticionará al Supremo Tribunal Federal para que suspenda la investigación hasta tanto se verifique la autenticidad de la grabación.

En un discurso a la nación, Temer dijo que “esa grabación clandestina fue manipulada y adulterada con (malas) intenciones”.

La presidencia ha reconocido que en marzo, el presidente se reunió con Joesley Batista, presidente de la empacadora de carne JBS.

Difundida la grabación, se multiplicaron los reclamos de renuncia del político de 76 años.

FOTO AFP. Las protestas contra el mandatario se han multiplicado

 

La administración de Temer _que llegó al poder hace un año tras una batalla difícil por un juicio político que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff_ ha resistido ya varios escándalos, pero con la moneda y las acciones de Brasil sujetas a los vaivenes de la ansiedad sobre la nueva crisis política, pocos creen que pueda permanecer en el cargo después de los señalamientos más recientes contra el político de carrera, de 76 años de edad.

Documentos publicados el viernes por el Supremo Tribunal Federal de Brasil revelaron que el principal fiscal de la nación está acusando a Temer de corrupción y obstrucción a la justicia. Eso ocurrió un día después de que el influyente periódico O Globo publicara la grabación.

Las acusaciones hechas por el fiscal general Rodrigo Janot representaron una escalada importante en las amenazas contra la presidencia de Temer, así como un acontecimiento extraordinario en una pesquisa anticorrupción de tres años que ha trastornado la política y prácticamente todos los demás ámbitos de la nación más grande de América Latina.

Y eso no es todo: según un acuerdo con la fiscalía _difundido como parte de varios documentos que el Supremo Tribunal Federal dio a conocer_ el hombre que hizo la grabación de Temer agregó que pagó 1,5 millones de dólares en sobornos a Temer.

En un golpe político más contra Temer, a los llamados que piden su renuncia se unió el viernes O Globo, el periódico más grande del principal conglomerado de medios en Brasil y que hasta ahora había apoyado las reformas propuestas por Temer para estimular la economía.

El fiscal general Janot dijo que a través de métodos legislativos e influyendo sobre investigadores de la policía, Temer y el senador Aecio Neves intentaron descarrilar la investigación anticorrupción “Autolavado”, de tres años de duración, relacionada con la empresa estatal Petrobras.

“En este sentido, hay evidencia de posible comisión del delito de obstrucción de la justicia”, escribió Janot.

Por lo menos ocho iniciativas han sido presentadas en el Congreso para someter a Temer a juicio político, y personas de diversos sectores exigen la renuncia del presidente.

El viernes, el ex magistrado presidente Joaquim Barbosa sumó su voz en contra de Temer.

“No hay otra salida: los brasileños deben organizarse, salir a las calles y exigir con fuerza la renuncia inmediata de Michel Temer”, tuiteó Barbosa.

En tanto, el gobierno empezó a cuestionar tanto la legalidad como el contenido de la grabación.

La persona que efectuó la grabación, Joesley Batista, directivo de la empresa empacadora de carne JBS, está siendo investigado y quiso aprovechar la situación, agrega el comunicado. La grabación fue entregada a los fiscales como parte de un acuerdo de declaratoria con Batista.

En los documentos difundidos el viernes, Batista también señaló que su compañía pagó a Temer unos 1,5 millones de dólares de 2010 a 2017. Algunos de esos recursos fueron disfrazados de donaciones legales de campaña y otros fueron canalizados al asesor de imagen pública de Temer, Elsinho Mouco, señaló Batista.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeFoto: AFP

BID frena préstamos a Maduro