Presidente de la Guerra Fría

Trabajó para la CIA, fue embajador en la ONU y le abrió paso al TLCAN

La familia de los Bush se sumó a los homenajes por la muerte de su patriarca. Foto: AFP
La familia de los Bush se sumó a los homenajes por la muerte de su patriarca. Foto: AFP

Una breve nota manuscrita de su antecesor esperaba al nuevo presidente, Bill Clinton, cuando entró a la Oficina Oval tras su toma de posesión, el 20 de enero de 1993.

La misiva era simple. Contenía expresiones de buenos deseos y votos por el éxito de su Presidencia: su éxito es el éxito de nuestra nación. Estoy con Usted. Y la firma: George H.W. Bush.

Años después, Clinton definiría esa nota como la de un hombre honorable y bueno, uno al que había vencido en una elección duramente peleada. Y su posterior amistad, forjada en trabajos humanitarios, como un auténtico regalo.

 

El vicepresidente de los EE. UU., Mike Pence (L), el ex presidente George W. Bush (C), la ex primera dama Laura Bush y su hermano Jeb Bush, ven el ataúd del ex presidente George H.W. Bush llega a residir en el estado en la rotonda del Capitolio los Estados Unidos en Washington, DC, Foto: AFP

 

Cualesquiera hubieran sido sus fallas políticas o personales, George Herbert Walker Bush, fallecido el viernes pasado a los 94 años, es considerado como ejemplo de una época pasada en la política estadounidense, la búsqueda de consensos. Pero por ironía, este hijo del establecimiento es también visto como alguien que se unió a políticas a las que se había opuesto, y en palabras del historiador David Greenberg, dispuesto a dejar de lado convicciones por conveniencia política.

Fue el último Presidente que peleó en la II Guerra Mundial y participante activo en la Guerra Fría, como director de la CIA, embajador en la ONU y vicepresidente bajo Ronald Reagan. Electo en 1988, le tocó presidir la política de su país tras la caída del Muro de Berlin a fines de 1989 y la disolución de la Unión Soviética, en 1991.

 


El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, llegan para presentar sus respetos al ex presidente de los Estados Unidos, George H. W. Bush, mientras se encuentra en el estado en la rotonda del Capitolio de los EE. Foto: AFP

Fue también el hombre al que tocó iniciar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con México (TLCAN).

Bush fue el 41 presidente de los Estados Unidos y el numeral quedó como sobrenombre clave familiar, tras la elección de su hijo George W. Bush como el presidente número 43.

Para sus amigos, era uno de los últimos representantes del principio de nobleza obliga y que el ser nacido en alta sociedad implica también obligación de servicio y modestia.

Hicimos nuestro deber, saludamos a la bandera y recitamos la Promesa de Lealtad. Ninguno de nosotros nos vimos como superpatriotas o nada. Pero en tiempos de problemas, puede decirse que mi generación se levantó y honró a los Estados Unidos con nuestro servicio. De eso se trató y todavía es sobre eso, dijo Bush en 2004, durante la inauguración del Memorial a la II Guerra Mundial, en Washington DC.

George Bush yace desde ayer en la capilla ardiente en el Capitolio en Washington; estará 4 días. Foto: AFP

Nacido el 12 de junio de 1924 en Milton, Massachussetts, George H.W. Bush pospuso sus estudios en la Universidad de Yale para alistarse en la Armada luego del ataque a Pearl Harbor y convertirse a los 18 años en el más joven piloto aeronaval de EU. En septiembre de 1944, su avión fue derribado sobre las islas Bonin y fue el único sobreviviente de una tripulación de tres.

El 6 de enero de 1945, ya reasignado a una base en EU, Bush se casó con Barbara Pierce, con a que procreó seis hijos George W., Robin, Jeb, Neil, Marvin y Dorothy. Los dos primeros con carrera política propia, uno llegó a presidente y el otro como gobernador de Florida. Su nieto George Prescott –hijo de Jeb y la mexicana Columba– recién inició su carrera política en Texas. Barbara murió a principios de año.

 

Por José Carreño 

jrr

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeLos gobernadores de 14 de
los 27 estados
brasileños
publicaron una
carta contra la
resolución.FOTO: ESPECIAL

Bolsonaro restringe su aprobación