Premier niega mentir a reina

Boris Johnson rechazó haber engañado a Isabel II para que cerrara el congreso británico

Brexit
Un Brexit sin acuerdo podría trabar las rutas comerciales a través del Canal de la Mancha, interrumpiendo los suministros. Foto: AP

LONDRES. El primer ministro británico, Boris Johnson, negó ayer haber mentido a la reina Isabel II al solicitar su autorización para proceder a la suspensión del Parlamento, después de que la Justicia escocesa declarara ilegal su decisión.

Aconsejada por el líder tory, la soberana británica refrendó la controvertida decisión de clausurar la actividad parlamentaria desde el pasado martes hasta el 14 de octubre, en un momento crítico en la política nacional por la cercanía con el Brexit, el 31 de octubre.

Preguntado durante su participación en un acto marítimo en Londres si mintió a Isabel II cuando solicitó ese permiso, respondió tajante: Absolutamente no.

En tanto, el gobierno de Gran Bretaña dijo que es posible evitar su pronóstico de escasez de alimentos y medicinas, atascos en los puertos y disturbios en las calles en caso de un Brexit sin acuerdo.

Por su parte, un tribunal de Belfast desestimó reclamos de que su estrategia para la salida de la UE perjudicará el proceso de paz en Irlanda del Norte.

Johnson asumió el cargo en julio con la promesa de completar el Brexit, con o sin un acuerdo de divorcio que suavice las consecuencias, pero muchos legisladores, activistas, economistas y empresarios temen que abandonar el bloque sin un pacto sea devastador para la economía.

Los legisladores obligaron al ejecutivo a publicar su evaluación oficial del impacto que tendría un Brexit sin acuerdo. El informe describe una hipotética escasez de alimentos y medicamentos, colapsos en los puertos y disturbios callejeros.

El secretario de Defensa, Ben Wallace, afirmó que ese escenario era una suposición de planificación que solo se materializaría si el ejecutivo no hiciese nada para compensarlo.

Por REUTERS, EFE Y AP



lctl

¿Te gustó este contenido?