Prefirió suicidio

El ex presidente de Perú evadió así ser capturado por corrupción

 La Fiscalía peruana investigaba a García por presunto lavado de dinero, colusión y tráfico de influencias.FOTO: ESPECIAL
La Fiscalía peruana investigaba a García por presunto lavado de dinero, colusión y tráfico de influencias.FOTO: ESPECIAL

Alan García decidió suicidarse antes que ser detenido. El expresidente peruano murió en un hospital de Lima tras dispararse en la cabeza cuando la policía llegó a su casa para arrestarlo por el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

De acuerdo con las autoridades, la policía acudió a su domicilio en el distrito residencial de Miraflores para detenerlo, entonces García pidió llamar a su abogado.

Ingresó a su habitación y cerró la puerta, a los pocos minutos se escuchó el disparo de un arma de fuego y (la policía) lo encontró en posición de sentado con una herida en la cabeza, dijo ministro del Interior, Carlos Morán.

De 69 años, el dos veces Presidente fue trasladado a un hospital, luego de que tomó la decisión de dispararse dijo su abogado Erasmo Reyna en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima.

Tenía una herida en la cabeza y fue sometido a una operación durante la cual sufrió al menos tres paros cardiacos, dijeron los médicos.

García, expresidente de Perú entre 1985-90 y 2006-2011, había reiterado su inocencia a los cargos que le atribuye la Fiscalía, así como su disposición a colaborar con las investigaciones.

Acusaciones

Antes de emitirse la orden de detención, García había declarado que no se asilaría ni escondería, en alusión al asilo que pidió a Uruguay en diciembre.

La justicia dictó este a abril 18 meses de impedimento de salida de Perú. La detención ordenada ayer contra García era por 10 días y buscaba recoger nuevos elementos en la investigación ante un riesgo de fuga.

A fines de 2018, Alan García, tras abandonar la embajada uruguaya, dijo que estaba a disposición de la Fiscalía de lavado de activos que lo investigaba por corrupción.

El exmandatario estuvo 16 días en la embajada uruguaya, donde solicitó asilo ante la inminencia de una orden de detención. El pedido fue rechazado por Uruguay.

García estaba bajo la lupa por sobornos de Odebrecht para obtener un contrato para el metro de Lima. Además, según la Fiscalía, García y 21 funcionarios conspiraron para facilitarle a la empresa holandesa ATM Terminals que ganara en 2011 la concesión de la Terminal Norte del puerto del Callao.

 

Por Redacción El Heraldo de México

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbeGuaidó dijo
que Maduro no le verá

Guaidó acepta diálogo