No aplicar la ley genera impunidad

AMLO ha emprendido una cruzada contra el huachicoleo, cada día se agrava más el problema

José Óscar Valdés Ramírez / Heraldo de México
José Óscar Valdés Ramírez / Heraldo de México

El escritor y ensayista italiano Carlo Alberto Brioschi afirma que en el siglo XXI, la corrupción se ha convertido en una especie de bacilo de la peste que, sin embargo, la corrupción la padecemos desde hace siglos. Y así es, porque delitos tan actuales como el cohecho, el tráfico de influencias, el robo de las arcas del Estado a sus recursos naturales, la extorsión, la adjudicación de obras públicas a amigos poderosos colapsaron a muchos gobiernos de la antigua Roma, que tuvieron que establecer toda una serie de leyes para perseguirla. Verbigracia Licinio Calvo Estolón, tribuno de la plebe en el 377 aC., que introdujo una fuerte limitación a la acumulación de tierras por parte de un único propietario, además de una severa reglamentación para los deudores, pero luego fue acusado de haber violado sus propias leyes; en aquella época, el historiador romano Salustio denunció que los poderosos comenzaron a transformar la libertad en licencia. Cada cual cogía lo que podía, saqueaba, robaba.

El Estado era gobernado por el arbitrio de unos pocos. La primera ley que se estableció fue la Lex Calpurnia (149 aC.), como consecuencia del abuso del gobernador de la provincia de Lusitania, Servio Sulpicio Galba, al que se acusó de malversación de fondos y fue juzgado por un jurado procedente de la orden senatorial, algo que era toda una novedad. Sin embargo, esta primera ley no imponía ninguna pena pública, sino la devolución del dinero que había sustraído.

En México, el presidente AMLO ha emprendido una cruzada contra el huachicoleo, cada día se agrava más el problema. Recientemente la explosión derivada de una fuga de combustible robado en la comunidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, estado de Hidalgo, donde se habla de más de 100 personas fallecidas y más de 70 heridos, situación tolerada abiertamente por pasadas administraciones, se debe pasar a la consignación de las autoridades responsables, hasta la fecha no existen detenidos, me da la impresión de que AMLO esta solo en está cruzada.

Profeco no ha denunciado a ningún empresario de los que daban cuotas a cambio de no ser revisados; la Cofece duerme el sueño de los justos sin combatir los monopolios, y Pemex sin denunciar al líder petrolero.

AMLO sólo depende de que el pueblo lo respalde. Sus colaboradores deben saber que la omisión es un delito, que no presenten denuncias penales es inconcebible, la corrupción en no investigar genera impunidad.

La historia de Roma parece que ya había sido escrita por el escritor y político romano Petronio. Cuando se preguntó, impotente, en el siglo I: ¿qué pueden hacer las leyes, donde sólo el dinero reina? Pregunta que parece ser actual para México.

No hacer nada es parte del problema, se debe aplicar la ley a rajatabla, sin miramientos, sin distinciones, es lo que espera el pueblo de México, justicia pronta y expedita.

 

José Oscar Valdés Ramírez

ACTIVISTA JURÍDICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OrbePermanecer largo tiempo en la cima aumenta los riesgos de congelación. FOTO: AP

Hacen fila en el Everest y mueren 4