Miles se manifiestan en Hong Kong contra la ley de extradición a China, pese a haber sido suspendida

Los manifestantes exigen que el proyecto sea retirado de forma definitiva, así como la renuncia de Carrie Lam, jefa del poder ejecutivo de Hong Kong

Los manifestantes cantaban
Los manifestantes cantaban "¡Desechen esa maldita ley!", mientras avanzaban por las calles. Foto: AFP

Cientos de miles de personas se manifestaron este domingo en Hong Kong contra el proyecto de ley que autorizaba las extradiciones a China, a pesar de que el gobierno suspendió el examen del texto tras las protestas duramente reprimidas.

En esta nueva enorme demostración de fuerza los manifestantes cantaban ¡Desechen esa maldita ley!, mientras avanzaban por las calles pidiendo la renuncia de la jefa del poder ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, quien el sábado anunció la suspensión del controvertido proyecto de ley.

Los manifestantes quieren que el proyecto sea retirado de forma definitiva. Respecto a Lam, no sólo pretenden su renuncia, sino que antes presente excusas por la represión policial de los últimos días.

La multitud de personas vestidas de negro que salieron a las calles se dirigió hacia el Parlamento, en una repetición de la marcha récord de la semana pasada, que reunió a más de un millón de personas según los organizadores.

Jimmy Sham, del Frente Civil por los Derechos Humanos, comparó el proyecto de ley sobre las extradición con un cuchillo que pende sobre Hong Kong.

Casi llegó a nuestro corazón. Ahora el gobierno dice que no lo impulsará más, pero se niega a asumirlo, dijo Sham a periodistas.

El miércoles, sin embargo, Hong Kong fue escenario de la más violenta represión desde el retorno de este territorio a China, en 1997.

Una manifestación de unas decenas de miles de personas fue dispersada por la policía con bombas de gases lacrimógenos y balas de goma.

La policía justificó la represión alegando actos de violencia por parte de manifestantes, pero la oposición afirma que se trató de una ínfima minoría en el conjunto de las protestas, que en su mayor parte fueron pacíficas.

Aunque las protestas fueron desatadas por el proyecto de ley sobre extradiciones, las manifestaciones expresan también un resentimiento de la población de Hong Konghacia Carrie Lam y China.

AFP

lhp

¿Te gustó este contenido?