El miedo de los estudiantes extranjeros en la era de Trump

La cantidad de extranjeros que quieren estudiar en universidades de EU ha declinado y las instituciones se afanan por despejar los temores por Trump.

El Heraldo de México. Estudiantes. Foto: AP
El Heraldo de México. Estudiantes. Foto: AP

En un viaje a la India, el presidente de la Portland State University trató de convencer a potenciales estudiantes de esa institución de que estarían a salvo en su campus. La Purdue University envió a los solicitantes de matrículas una nota de dos alcaldes destacando la hospitalidad de Indiana. Y decenas de otros centros de estudios produjeron videos en los que procuran hacer que los estudiantes extranjeros se sientan bien en suelo estadounidense.

La cantidad de extranjeros que quieren estudiar en universidades estadounidenses ha declinado y las instituciones se afanan por despejar los temores que pueda haber de que vayan a encontrar un ambiente hostil y de que las políticas inmigratorias del presidente Donald Trump pueden generar la impresión de que los extranjeros no son bienvenidos en Estados Unidos.

Los estudiantes nos dicen que no se sentirían seguros en Estados Unidos. Les preocupa la discriminación y el racismo, expresó Katharine Johnson Suski, directora de admisiones de la Iowa State University. Este año era un poco más importante asegurarse de que se sienten bien con su decisión de venir.

Las universidades de Estados Unidos se han beneficiado económicamente de la presencia de estudiantes extranjeros, que pagan matrículas más caras que las de los residentes en el estado en que viven. Algunas instituciones dependen en buena medida de los ingresos que vienen de afuera.

Pero hay indicios de que las inscripciones de estudiantes extranjeros podrían mermar en el próximo ciclo escolar. Casi la mitad de las 25 universidades públicas más grandes del país recibieron menos solicitudes admisión de estudiantes extranjeros que el año pasado o se mantuvieron en el mismo nivel, de acuerdo con estadísticas oficiales obtenidas por la AP. Ocho centros de estudio no suministraron información, mientras que seis recibieron más solicitudes que hace un año.

Las solicitudes de admisión de estudiantes extranjeros mermaron un 24% en la Universidad de Arizona, un 26% en la California State University de Northridge y un 32% en la Universidad de Houston, aunque esta última todavía sigue recibiendo solicitudes.

El Departamento de Educación no comentó por ahora el tema.

La Temple University de Filadelfia produjo una reacción en cadena en noviembre cuando difundió un video online con estudiantes y personal de la casa de estudios que decían son bienvenidos aquí en varios idiomas. Desde entonces, más de 100 centros de estudio han producido videos similares y los han difundido en el exterior. Temple, que es una universidad privada, organizó siete reuniones para estudiantes extranjeros, más que en el pasado.

En la Iowa State University, las autoridades intensifican sus esfuerzos para convencer a los potenciales estudiantes extranjeros de las bondades del centro del país. La Universidad de Minnesota considera lanzar una campaña telefónica. La de la Florida produjo videos con global Gators, aludiendo al apodo que se da a sus estudiantes, y ofrece videochats online.

En vista del actual clima, esto parece más importante que de costumbre, expresó el rector de la universidad Joseph Glover. Obviamente nos inquieta la situación, igual que a cualquier otra universidad pública de Estados Unidos.

Los estudiantes extranjeros siempre se preocupan por el tema de la seguridad, pero esa ansiedad aumentó tras la victoria de Trump en las elecciones. Algunos estudiantes dicen que la insistencia de Trump en poner los intereses de Estados Unidos por sobre todas las cosas y su propuesta de impedir el ingreso de personas de seis países mayormente musulmanes los han hecho recapacitar.

Los estudiantes indios parecen particularmente inquietos, sobre todo desde que un individuo baleó a dos indios en un bar de Kansas en marzo, matando a uno, tras decirles ¡váyanse de mi país!, según versiones.

El presidente de Portland State Wim Wiewel viajó a la India poco después del incidente para reunirse con potenciales estudiantes y la conversación derivó pronto al tema de la seguridad. Wiewel y su esposa les aseguraron a los jóvenes que Portland es una ciudad donde los extranjeros son bien recibidos.

Creo que despejamos todos sus temores. El problema es que no podemos hablar con todo el mundo, dijo Wiewel.

Varios videos incluyen presentaciones de gobernadores y legisladores estatales.

Además de la India, también disminuyeron las solicitudes de admisión originadas en China y Arabia Saudita, que tradicionalmente envían muchos estudiantes. Algunos expertos dicen que una desaceleración económica en esos países puede haber incidido, pero que también se está haciendo sentir el efecto Trump.

Aymane Lamharzi Aloui, un marroquí de 17 años que solicitó ser admitido en la University of New England, dijo que le preocupaba la discriminación, pero que se tranquilizó tras hablar con parientes suyos que viven en Boston.

Sé que ha aumentado la xenofobia y el racismo en el último par de meses en Estados Unidos. Estoy seguro de que hay sitios donde no sería bien recibido, sobre todo en el sur, expresó. Pero creo que la mayor parte del país es muy tolerante.

Es demasiado pronto para saber qué impacto tendrá el efecto Trump en la llegada de estudiantes extranjeros.

Pero en Iowa State las solicitudes de admisión disminuyeron un 23% y Suski, la directora de admisiones, pronostica que habrá un impacto económico en el próximo ciclo lectivo.

Por AP

¿Te gustó este contenido?